Dieciseisavos | Ida

Solari pide a su «grupo de guerreros» jugar «con dos cojones»

Santiago Solari, durante la rueda de prensa. / Foto: Gabriel Bouys (Afp) | Vídeo: Atlas

El nuevo técnico del Real Madrid señala que ha encontrado un vestuario «dolido pero con muchas ganas de arrancar y de revertir la situación»

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

Dieciséis horas después de ser elevado al rango de entrenador del Real Madrid a raíz del despido de Julen Lopetegui, aunque en principio con carácter de interinidad, Santiago Solari compareció en rueda de prensa tras dirigir su primer entrenamiento al frente del primer equipo en la Ciudad Deportiva de Valdebebas. Con una tremenda expectación por escuchar las palabras del nuevo técnico y el duelo con el Melilla del miércoles en el horizonte inmediato, el 'Indiecito' señaló que ha encontrado al vestuario «dolido pero con muchas ganas de arrancar y de revertir la situación». «Es un grupo de campeones, de guerreros que ha ganado muchísimas cosas para este club. No es la situación más fácil pero les vi con muchas ganas de revertirlo», manifestó el argentino en una intervención en la que rehuyó exponer su libreto pero en la que tiró de orgullo merengue y apeló a la casta para enmendar una situación extremadamente delicada.

No quiso confirmar Solari si había hablado con Lopetegui tras la destitución del vasco al manifestar que eso «pertenece al ámbito privado» y eludió comparaciones con Zinedine Zidane, el último antes que él en ser ascendido desde el Castilla al primer equipo para abrochar una época gloriosa con la conquista de tres Champions consecutivas. «A Zizou dejémosle en paz. Es una de las figuras más grandes que hemos tenido, no le podemos adjetivar. Dejémoslo tranquilo en su grandeza y no lo queramos comparar con nadie porque es incomparable», comentó sobre el marsellés, con el que compartió vestuario en la primera etapa de Florentino Pérez en la presidencia, aquella de los 'Zidanes y Pavones' en la que el rosarino abanderó a una clase media imprescindible para dotar de impulso competitivo al Real Madrid de los 'galácticos'.

Se le preguntó por el carácter de interinidad con que llega al banquillo mientras parece disiparse la opción de Antonio Conte por discrepancias contractuales a las que se suman las reticencias del vestuario hacia el italiano y siguen sonando otros nombres como los de Roberto Martínez o Michael Laudrup como futuros preparadores en caso de que el argentino no logre enderezar la marcha del equipo o la directiva apueste por otro perfil con más horas de vuelo en el fútbol del máximo nivel. «Todos estamos de paso, en esta vida, y en esta profesión va todo más rápido. Lo importante es lo que hacemos cada día, la ilusión que le ponemos. También es así para el futbolista. Lo importante es lo que haces en cada entrenamiento, en cada partido, lo que das en cada minuto», remarcó Solari, que compareció sereno y seguro, todavía con el chándal tras dirigir el entrenamiento bajo el frío y la lluvia que arreciaba sobre la capital española.

«Todos estamos de paso en esta vida y en esta profesión va todo más rápido. Lo importante es lo que hacemos cada día»

Se le cuestionó por Vinícius, talento al que ha tutelado en el Castilla. «Vinícius es un jugador de la plantilla. Va a estar disponible, igual que el resto», apuntó. «Es un chico muy joven y muy talentoso. Tiene mucho por aprender pero también tiene mucho por dar, ahora y en el futuro», abundó sobre el brasileño, que apunta a titular el miércoles frente al Melilla. «No hay jugadores en la primera plantilla del Real Madrid que no tengan nivel», agregó sobre un atacante por el que el Real Madrid pagó 45 millones de euros pero que sólo ha contado con unos pocos minutos frente al Atlético y el Alavés.

Garra

No quiso entrar a valorar el comunicado del Real Madrid que daba cuenta del despido de Julen Lopetegui remarcando la distancia entre la calidad de la plantilla y los resultados. Dijo que encara el reto «con una gran ilusión y satisfacción». «He hecho otras funciones en el club, he jugado, he sudado la camiseta hasta la última gota, como otros que han pasado y no están. El Madrid nos incluye en su grandeza, nos supera a todos pero a la vez nos incluye a todos», añadió sobre el espíritu con que afronta el mayor desafío de su carrera tras cinco años y pico de rodaje en 'La Fábrica'.

«He hecho otras funciones en el club, he jugado, he sudado la camiseta hasta la última gota. El Madrid nos incluye en su grandeza, nos supera a todos pero a la vez nos incluye a todos»

Un envite que tiene su primera parada en la ida de dieciseisavos de la Copa del Rey. «La idea es ir a Melilla mañana y jugar con dos cojones», destacó sobre un duelo al que sus pupilos llegan con «mucha ilusión, mucha entrega y ganas de hacer las cosas bien». «Estamos todos ilusionados y con ganas de jugar ese partido», enfatizó.

Más información

Habló también del vestuario y los recelos que pueda haber respecto a su figura. «Yo estuve ahí con el equipo y no miran con recelo a nadie. Están con ganas de ganar, eso es lo que sentí hoy. Este es un equipo de campeones, son guerreros, jugadores que han luchado muchísimo por el club. Son momentos delicados pero también en estos momentos delicados es donde se ve el carácter», remarcó un preparador que respecto a la táctica adelantó que irán «día a día».

Contenido Patrocinado

Fotos