Copa América 2019

Argentina se mete en un búnker y Maradona carga contra el equipo

Leo Messi se dirige al hotel de concentración de la selección argentina. /EFE
Leo Messi se dirige al hotel de concentración de la selección argentina. / EFE

«¡La camiseta la sentís, la concha de tu madre!», explota el mítico '10' tras el fallido debut ante Colombia

COLPISA/AFPBelo Horizonte

Leo Messi y Argentina construyeron un búnker a su alrededor en su primer día de entrenamientos en Belo Horizonte, donde el miércoles enfrentarán a Paraguay en la Copa América de Brasil 2019 tras la derrota por 2-0 ante Colombia en el estreno.

Tras la llegada de la Albiceleste la noche anterior a la capital de Minas Gerais, el seleccionador Lionel Scaloni dirigió este lunes una sesión de entrenamiento a puerta cerrada, escondiendo probables movimientos en la alineación para la decisiva presentación contra Paraguay en el Grupo B.

El bombardeo de críticas ha sido incesante desde la caída del pasado sábado en Salvador, con goles de Roger Martínez a pase de James Rodríguez y Duván Zapata.

El mismísimo Diego Armando Maradona soltó una andanada explosiva sobre el equipo en un audio difundido por TyC Sports. «¿Vos te das cuenta que nos puede ganar Tonga a nosotros? Hay un prestigio que lo construimos a patadas, a trompadas. Que se acuerden», disparó el mito del Mundial de México-1986. «¿Qué es la camiseta? ¡La camiseta la sentís, la concha de tu madre!», explotó Maradona.

Argentina, bicampeona del mundo, vive una larga sequía de trofeos en grandes competiciones. Su último título llegó en la Copa América de Ecuador-1993.

«¡Pongan huevos!»

Un puñado de aficionados se congregó frente a una de las entradas de la Arena Independencia, donde trabajaron Scaloni y los suyos, intentando sacar una foto de Messi, Sergio Agüero o cualquiera de las estrellas del golpeado plantel. Intentaban conseguir el recuerdo por rendijas en los cerrados portones. No hubo éxito para ellos.

Debieron conformarse con una fotografía del bus de la selección argentina abandonando la instalación, escoltada por motos y patrullas de la Policía Militar de Minas Gerais.

«¡Vamos Argentina! ¡Pongan huevos!», gritaba Adrián Acuña, un hincha de 31 años, que viajó desde Buenos Aires para acompañar a su equipo en la Copa América.

«Estaba emocionado (con el debut), pensé que íbamos a ganar. Me tocó volver triste al hotel», relató a la AFP Adrián, vestido con una camiseta del club Nueva Chicago.

A Messi, siempre cuestionado en Argentina por el contraste entre la ausencia de trofeos con la selección albiceleste y la amplia colección que tiene el Barcelona, no le pide más.

«Le estamos poniendo una mochila muy pesada. No es sólo Messi. ¿Dónde están los demás?», agregó, crítico con los compañeros del 10.

Hinchas brasileños

Adrián era el único argentino en el sitio, rodeado de 'torcedores' brasileños que curioseaban.

«A mí me gusta Argentina. Por más que haya una rivalidad histórica, Pelé, Maradona, Argentina tiene grandes jugadores», dijo Samuel Fernandes, un chico de 20 años, seguidor del Atlético Mineiro. Vive en los alrededores del Arena Independencia, uno de los estadios construidos para la Copa del Mundo de 1950, posteriormente modernizado.

Para Samuel, Messi «es el mejor futbolista del mundo» en la actualidad. ¿El lesionado Neymar? «Nada que buscar».