Rafa Guijosa renueva por dos años y deja abierta la puerta a una selección

Renovación de Rafa Guijosa. / Noelia Brandón

El técnico del Abanca Ademar cumplirá seis temporadas como entrenador del conjunto leonés con el objetivo de hacer una plantilla compensada que mantenga «nivel y objetivos»

RUBÉN FARIÑASLeón

Rafael Guijosa completará seis temporadas como técnico del Abanca Ademar y lo hará con le objetivo de hacer disfrutar a la afición y a la ciudad en un proyecto que tiene margen de mejora para crecer.

Club y entrenador han rubricado la renovación del contrato del técnico madrileño por dos temporadas, una vez solventadas las pequeñas diferencias al inicio de la negociación.

El presidente de la entidad ha confesado que al proyecto «aún le queda recorrido y hay grandes expectativas» y le ha pedido al míster «conseguir algún título, aunque sea pequeño, y no el de Castilla y León».

Guijosa se propone seguir estando a la altura del Ademar de León, deja la puerta abierta a compaginar su puesto con el cargo de seleccionador nacional y mantiene los pies en el suelo, aunque con su característica dosis de ambición. «Quizá seamos el único equipo de la Liga Asobal que se siente aquí a decir que quiere ganar un título, el resto se conforman con un buen papel».

Ahora, el técnico trabaja con la directiva en confeccionar una plantilla de garantías. Los puestos a cubrir serán el de central, tras la marcha de Simonet y Rodrigo; y el hueco en la portería que dejará Nacho Biosca. También quedan abiertas las dudas de Pesic y Ligetvári, pendientes de renovar sus contratos.

El entrenador es conocedor de que debe estar «en alerta» porque cualquier equipo pueda venir a por un jugador o cambiar de aires. Eso ocurrió con Simonet, de quien no esperaba que decidiera abandonar el club.

Ahora, persigue una plantilla compensada con 15 jugadores, «que nos mantenga el nivel y objetivos, aunque también dependemos de rivales».

Eso sí, el club no se volverá loco y tendrá como prioridad el equilibrio presupuestario y que los jugadores cobren a final de mes. Para ello, también se podría recurrir a la cantera, aunque «siempre hay que respetar los tiempos».

La continuidad de Rafa permite al Abanca Ademar asentar el proyecto y prolongarlo por dos años más. El objetivo será seguir siendo el primero de los mortales en la Liga Asobal y, quien sabe, si más pronto que tarde dar un susto al todopoderoso Barcelona.