Dorado considera la llegada de Cadenas como un «revulsivo de ilusión»

Diego Dorado./Peio García
Diego Dorado. / Peio García

El asturiano ha señalado que, a pesar de que se le colocara por parte de la directiva como una alternativa a Cadenas, «nunca hubo una oferta encima de la mesa en ese sentido»

EFE

El actual entrenador de Abanca Ademar, Diego Dorado, que ha ocupado el lugar de Rafa Guijosa tras su marcha hace cuatro jornadas, considera la llegada al banquillo de Manolo Cadenas, de cara a la próxima campaña, como un «revulsivo de ilusión».

El técnico, que hace semanas llegó a un acuerdo para seguir vinculado al conjunto ademarista como segundo entrenador y ayudante de Cadenas, ha añadido este martes que se trata de «una parte del club, de alguien que ha sido muy importante en su historia», por lo que su regreso «supone una gran noticia».

A pesar de que se le colocara por parte de la directiva como una alternativa a Cadenas, en caso de que éste hubiera desestimado la propuesta, «nunca hubo una oferta encima de la mesa en ese sentido«, ha concretado.

Dorado ya conoció a Cadenas durante su anterior etapa en León, entonces como entrenador del filial el primero, pero sin llegar a coincidir dentro del mismo grupo de trabajo como sería ahora en el que Manolo será el líder«.

Sobre la que será su próxima experiencia compartiendo dirección del equipo, ha asegurado que trabajar con Manolo Cadenas representa también «un aliciente por la importancia que siempre ha tenido en el balonmano español dada su enorme experiencia de la que siempre se va a poder aprender».