Liga Asobal

Cadenas: «Estoy algo asustado por todo lo que se espera de mi, pero vamos a ilusionarnos con el futuro»

Manolo Cadenas posa con una bufanda del Ademar. / N. Brandón

El entrenador de Valdevimbre, que fue anunciado este domingo como técnico del Abanca Ademar por los próximos dos años, aportará «ambición, hambre e ilusión» y busca un proyecto que comenzará por «recomponer la plantilla»

Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

Sólo era necesaria una pieza en el puzzle del Abanca Ademar para recobrar la ilusión de la afición. Esa pieza era Manolo Cadenas y a última hora de este domingo, el club marista lo hizo oficial. La leyenda leonesa, el técnico de Valdevimbre hacía caso a su corazón para aceptar la oferta leonesa y desatar la locura en la hinchada ademarista.

«Siempre es difícil tomar decisiones, más en este cúmulo de circunstancias en el que han llegado las ofertas», reconoce Cadenas a leonoticias. El de Valdevimbre ha estado meditando durante casi un mes, en el que el corazón ha ganado: «La familia ha sido importante a la hora de decidir, pero también mi vinculación a León y con la afición al balonmano ha decantado la balanza», explica.

La noticia

Así es como, cuando prácticamente nadie lo esperaba, Cadenas dijo 'sí' al Abanca Ademar, por el que ha firmado dos años de contrato con opción de prórroga: «Volver a casa tiene trascendencia, pero también que puede que sea mi última oportunidad de entrenar a mi equipo».

Llega «asustado, con un poco de miedo» por las grandes expectativas que se han levantado en torno a su llegada. «Cuando he sido un buen entrenador he tenido buenos jugadores, buena directiva y buena afición a mi lado. He sido uno más del proyecto y espero que sea así también en esta ocasión», resalta.

Recomponer la plantilla

Lo cierto es que, asegura el de Valdevimbre, este «respeto» le obliga a «dar mucho más». «Desde mañana ya nos pondremos a trabajar en buscar jugadores que sean ideales para el Ademar. Buscaremos traer jugadores jóvenes que puedan progresar, con proyección de jugador de Final Four».

Habrá que reestructurar el equipo, con varios fichajes. Lo tiene claro Cadenas, que sufrirá bajas de jugadores «importantes» que se van a equipos de «mayor potencial presupuestario» y hacer frente a las marchas de Juanín y Simonet, que dejan el balonmano.

«Es necesario recomponer un equipo del que Rafa (Guijosa) ha sacado un gran rendimiento», afirma Cadenas, que necesitará reforzar, seguro, los puestos de pivote y central, ya que todo apunta a que Pesic regresará a Serbia.

«Vamos a recuperar la ilusión»

En los últimos años, el Abanca Ademar ha rozado «el sobresaliente» pero «cuatro malos resultados consecutivos» han desembocado en la marcha de Rafa Guijosa. «Ha sido una sorpresa, no contaba con poder volver a casa a corto plazo».

Tratará de hacer que la ilusión vuelva a correr por las venas de la afición marista y recuerda al pasado: «No nos vamos a comparar con tiempos pasados, saldríamos perdiendo. Pero cuando empezamos, tampoco pensábamos en llegar hasta donde logramos llegar. Eso es irrepetible, pero dentro de las posibilidades que hay ahora, vamos a ilusionarnos con el futuro», señala.

Cadenas, que compaginará su cargo en el Ademar con el de seleccionador argentino, tiene claro además que va a aportar al cuadro marista: sus señas de identidad. «Ambición, hambre, ilusión de conseguir cosas y las experiencias duras que he tenido en estos años».

Un regreso inesperado, impensable hace un mes, pero que ha hecho repuntar la ilusión en el Abanca Ademar. Manolo Cadenas, a sus 64 años, se reconvierte en el gran revulsivo que vuelve a casa con los brazos abiertos de una afición que ya tiene ídolo.