Mario López: «Cadenas cree y hace creer a sus equipos»

Mario López./7foto7
Mario López. / 7foto7

El capitán marista considera la contratación del de Valdevimbre una «muy buena opción» y destaca la «intensidad» de Cadenas

EFE

El capitán del Abanca Ademar, Mario López, ha destacado del futuro técnico del equipo para la próxima temporada, Manolo Cadenas, que «cree y hace creer a sus equipos».

En declaraciones a Efe, López consideró este lunes una «muy buena opción» la vuelta del veterano entrenador con el que coincidió tan solo una temporada, en la campaña 2012-13, cuando el extremo leonés había accedido al primer equipo.

«Es un entrenador más que contrastado, muy intenso y que vive el balonmano y todos sabemos de su cariño y amor al club, del que es una de las partes más importantes a lo largo de los años«, afirmó.

En cuanto a las virtudes que encuentra en el técnico de Valdevimbre destacó su «capacidad de trabajo y sacar el máximo rendimiento a los jugadores, tanto en los partidos, como en los entrenamientos, incluso con un trabajo individual con los jóvenes«.

López guarda un recuerdo especial de esta única experiencia compartida, en concreto en el partido de Liga de Campeones ante el Flensburg alemán, donde se acuñó una de las míticas frases de Manolo Cadenas en un banquillo: 'Esto es León y aquí mandamos nosotros'«, que, según, su opinión, resume »la fuerza que siempre transmite para lograr los objetivos y buscar los sueños«.

Para el capitán ademarista, Cadenas podría formar una «gran pareja» con el actual entrenador interino, tras la salida de Rafa Guijosa, Diego Dorado, «porque es un grandísimo entrenador y, como parece que continuará al contar con contrato de segundo técnico, el hecho de que siga sería de gran ayuda para el trabajo individual«.

Mario López se conjuró para el último partido de liga el sábado ante el Quabit Guadalajara que les ha abierto una nueva opción para mantener la cuarta plaza y poder aspirar a disputar competición europea «que no se debe desaprovechar, porque ya no hay más opciones ni tampoco excusas».