El Abanca Ademar juega con fuego y acaba sumando una pírrica victoria

Momento del partido en Alcobendas./Carlos García
Momento del partido en Alcobendas. / Carlos García

Los leoneses cuajan un mal partido ante el colista de la Liga Asobal y dan vida al Alcobendas hasta los últimos segundos | Enfado monumental de Rafa Guijosa por el encuentro de sus jugadores

RUBÉN FARIÑAS

Quien juega con fuego se suele quemar; aunque cuando la diferencia entre plantillas es tan importante, los destellos de calidad pueden acabar por reconducir la situación.

No fue el mejor partido del Abanca Ademar, ni mucho menos, pero el objetivo último se cumplió y los leoneses sumaron una nueva victoria. El equipo de Rafa Guijosa se ha impuesto por 24-25 al colista de la Liga Asobal, Alcobendas, en un choque donde dieron vida a los madrileños hasta los últimos segundos.

24 Alcobendas

Santi López, Pelidija (2), Martín (2), Falcon (4), Alfonso de la Rubia (2), Boyarizo (2), Velasco (4), Antonio Ortega, Chema Gutiérrez, Mario Crespo, Gimeno (2), Patotsky (p), Asier Nieto (5), Stefan Darri, Sergio Antón (ps)

25 Abanca Ademar

Nacho Biosca (p), Mario López, Sebas Simonet (3), Juanín (4), Carou, Rodri Pérez, Fede Vieyra, Ligetvári (1), David Fernández (2), Slavic (ps), Jaime Fernández, Acacio (3), Gonzalo Pérez, Mosic (5), Carrillo (4), Pesic (3)

parciales
1-3, 5-4, 6-7, 9-9, 10-11, 11-13; descanso; 13-15, 15-16, 17-19, 20-23, 20-24, 24-25
árbitros
Peñaranda Ortega y Yagüe Moros. Excluyeron con dos minutos a Stefan, y expulsaron a Gimeno, por Alcobendas; y por el Ademar excluyeron a Simonet, Carou y Mosic (2)
incidencias
Partido correspondiente a la vigésimo tercera jornada de la Liga Asobal disputado en el pabellón Amaya Valdemoro de Alcobendas (Madrid)

Mosic y Pesic firmarían un prometedor inicio visitante para poner el 1-3, aunque todo fue un espejismo. Tres goles seguidos de Del Santo tumbaron la salida marista y Falcon daba la vuelta al marcador, 5-4, en la primera ventaja de los chicos de Manuel Carballo.

Aquí empezaba el enfado de Guijosa que, en la vuelta a su casa, no pudo vivir un partido más incómodo. «Más intensidad», pedía el técnico a los suyos, que ni con la roja directa a Gimeno, por golpear con el balón el rostro de Biosca, lograron escaparse en el marcador (6-8, en el minuto 15).

No estaba nada fino el cuadro leonés. El juego en ataque era espeso y el colista no tenía demasiadas dificultades para anotar cada vez que lanzaba a portería. Velasco confirmaba las sensaciones poniendo el empate a nueve.

Juanín quiso salir al rescate visitante y establecía una nueva máxima diferencia 10-13, que reducía Martín antes del descanso, al que se llegaba con 11-13.

Amago de sentenciar el partido

La tónica de la segunda mitad era la misma. Alcobendas se lo empezaba a creer, Rafa Guijosa lo veía venir y movía su banquillo, mientras que los madrileños se mantenían en la pelea.

No te pierdas las declaraciones de Guijosa

«No os estáis enterando de nada», volvía a criticar el técnico en un nuevo tiempo muerto. Los locales no se despegaban y llegaban con 15-16 al minuto 39.

Y es que, a una buena acción ofensiva, como fue el gol de Carrillo; seguía un error en ataque y tanto de Nieto para Alcobendas, 16-17.

Sólo respiró el Abanca Ademar al pasar el ecuador de la segunda parte, al menos durante unos minutos. Pesic devolvía la máxima renta, 17-20. Y una parada de Nacho Biosca, acompañada con un tanto de Acacio, establecía una nueva diferencia, 17-21.

La sentencia parecía llegar en el minuto 52, cuando Alcobendas veía una exclusión y Carrillo transformaba un 'siete metros' para colocar el 20-24.

Reacción local y nervios finales

Dio por ganado el choque el equipo marista y volvía a pecar de confianza. A tres minutos del final se llegaba con el mismo marcador, 20-24; y una reacción madrileña puso el partido en un puño.

Falcon y Pelidija anotaban; el Ademar perdía el balón y Velasco, al contragolpe, colocaba un inquietante 23-24 a menos de dos minutos para el final.

El último tiempo de Guijosa templó los nervios en un momento crítico y David Fernández evitaba la sorpresa, junto a una parada de Biosca, para que el Ademar sumara los dos puntos.