La Diputación de León custodiará más de 300 obras de Herminia de Lucas

Hermida de Lucas. /Vicente Pérez
Hermida de Lucas. / Vicente Pérez

El Consejo Rector del Instituto Leonés de Cultura, organismo dependiente de la Diputación de León, ha aprobado de forma oficial la aceptación de una importante donación de las obras de la artista leonesa

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

El consejo rector del Instituto Leonés de Cultura (ILC) aprobó hoy de forma oficial la aceptación de una importante donación de obras que la artista leonesa Herminia de Lucas cedió a raíz de las diversas colaboraciones que llevó a cabo con la Diputación de León, organismo del que depende el ILC. Se trata de un total de 297 obras pictóricas que pasan a formar parte de la colección de artes plásticas de la institución provincial y que permiten hacer un intenso recorrido por la evolución de la artista, ya que entre las piezas hay desde sus primeros dibujos hasta sus últimas obras.

Fue en 2015 cuando la pintora leonesa mostró su voluntad de donar este importante legado artístico a la Diputación, que con la adquisición de esta colección pone de nuevo en valor a una de las pintoras más versátiles de la provincia. De Lucas es una creadora que toma varios temas clásicos, como la figura, el bodegón y el paisaje, como elementos estructurales de su proceso evolutivo. Desde un ordenamiento complejo, la artista desemboca lentamente en un proceso de síntesis y concreción máxima, «una transformación del más al menos, para conseguir con el menos el máximo», en sus propias palabras. Su obra, abierta, sugerente y sin límites, convierte al espectador en colaborador imprescindible, a través de una observación constructiva.

Nacida en León en 1934, Herminia de Lucas González cursó sus primeros estudios en el colegio Carmelitas de la capital provincial. En 1950 recibió sus primeras clases de pintura con el maestro Demetrio Monteserín y, animada por su padre, se trasladó a Madrid para iniciar su formación artística. Durante esa década recibió numerosos premios nacionales e ingresó en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando, donde terminó su carrera con el premio otorgado por el Estado al haber obtenido uno de los diez mejores expedientes. Tras el fallecimiento de su padre, en 1967, regresó a León para trabajar en el IES Juan del Enzina, labor que compaginó con su participación en diversas exposiciones individuales y colectivas, hasta su fallecimiento, en mayo de 2015.