Brad Pitt: «Mantengo la ilusión por aprender»

Brad Pitt, un astronauta en busca de sí mismo en 'Ad Astra'./
Brad Pitt, un astronauta en busca de sí mismo en 'Ad Astra'.

El consuelo a su divorcio de Angelina Jolie lo ha encontrado con Tarantino y James Gray, que le lanza al espacio en 'Ad Astra'

MARÍA ESTÉVEZLos Ángeles

El último año de Brad Pitt no fue el mejor: a su divorcio de Angelina Jolie se unió tener que reconocer su alcoholismo y recuperar la confianza de sus hijos. Sin embargo, el actor vive a sus 55 años su mejor momento profesional. Con 'Érase una vez en Hollywood' de Tarantino todavía en cartelera, estrena 'Ad Astra', una fábula de ciencia-ficción de James Gray en la que encarna a un astronauta que busca a su padre en lo más recóndito del Sistema Solar.

–'Ad Astra' es una cinta dedicada a la filosofía de la vulnerabilidad

–He crecido en una época en la que se nos enseñaba a ser fuertes, a no mostrar debilidades. Hay un gran valor en ello, pero también crea barreras dentro de uno mismo porque te niegas el dolor a todo aquello que te hace sentir vergüenza, ya sea real o imaginado.

–¿Cómo ve esta película?

–Es una producción honesta sobre la honestidad con uno mismo. En la vida uno no debe preocuparse por los 'me gusta', sino con ser abierto y vulnerable consigo mismo. A veces, eso nos lleva a lugares oscuros, pero lo importante es no engañarse a uno mismo.

–Con 'Érase una vez en Hollywood' y 'Ad Astra' se postula como favorito a los Oscar.

–Todos los años vemos a grandes actores reconocidos y no reconocidos por su trabajo. Cuando te toca la lotería es divertido, y cuando no, se lo lleva algún amigo tuyo. En mi caso lo dejaría así.

–Sin duda ha llegado a la película tras pasar su peor año.

–Y yo que pensaba que no era tan malo... (bromea). Me ha tocado la lotería con este filme porque es sensacional.

–Ha exorcizado sus demonios a través de este personaje.

–Vengo del Medio Oeste, para mí fue excitante cambiar mi vida y mudarme a Los Ángeles en mi juventud. Quería vivir rodeado de la industria de Hollywood, allí donde se rodaban las películas. Todavía recuerdo con emoción el día que pisé un gran estudio por primera vez. Ese sentimiento no te abandona nunca. De alguna manera, sigo siendo el tipo de Missouri a quien todo lo que ve en Hollywood le excita. Reconozco que es difícil el camino, que uno se viene abajo cuando no consigue trabajo o la respuesta a lo que haces es negativa. Pero mantengo la pasión por contar historias, por aprender y mejorar en mi interpretación. Todos los actores necesitamos atención, que la industria nos quiera, pero es cierto que aquí he encontrado a la gente más fascinante, curiosa, inteligente y sabia.

Brad Pitt junto a Donald Sutherland y Sean Blakemore en 'Ad Astra'.
Brad Pitt junto a Donald Sutherland y Sean Blakemore en 'Ad Astra'.

–¿Echa de menos algo de sus comienzos?

–Nada, tal vez el anonimato. No echo de menos aquellos años de fracasos, de llamar puertas. Prefiero el éxito. Es muy excitante el viaje, la aventura de superarte, de perseguir algo, de aprender para saber dónde tienes que poner los pies. Hay una gran energía en todo eso, pero ahora es importante hacer otras cosas, mejorar en otros aspectos de la vida. Yo sigo con hambre de conocimiento.

–¿Qué le emociona? ¿Cómo escoge sus películas?

–Cambia de un momento a otro. Para mí lo importante es terminar algo con el sentimiento del trabajo bien hecho. A veces, me inclino hacia una historia por la idea que la mantiene. O por el director. O por seguir un camino que me he marcado. Ha habido muchas transiciones en esta industria (el cine mudo, el color, la televisión, los DVD). Ahora nos enfrentamos a otra con las plataformas. Creo, sinceramente, que el futuro se presenta muy interesante.

–¿Con qué pregunta debe salir el público después de ver 'Ad Astra'?

–Espero que todos nos cuestionemos si hay una mejor definición de nosotros de la que tenemos, si podemos ser capaces de mejorar la relación con aquellos que nos quieren. Esta ha sido la película más difícil en la que he trabajado. Como productor he tenido cuidado de mantener el equilibro entre la trama y la delicadeza del contenido, porque es un viaje íntimo del alma.

Aplastado por la sombra paterna

OSKAR BELATEGUI

'Ad Astra' viene firmada por James Gray, director de peliculones como 'La otra cara del crimen' y 'La noche es nuestra', que en su anterior filme, 'La ciudad perdida de Z', ya abordó el género de aventuras desde una perspectiva intimista. Brad Pitt encarna a un astronauta sumido en una crisis existencial. El propósito de su viaje a Marte es precisamente la causa de su desazón vital, la desaparición de su padre, otro cosmonauta (Tommy Lee Jones) que buscaba años atrás vida inteligente más allá de Neptuno. En resumen, una versión apócrifa de 'El corazón de las tinieblas' con un gran Pitt.