La ONU se disculpa por su descripción del 'Guernica'

Decenas de visitantes, frente al 'Guernica'./
Decenas de visitantes, frente al 'Guernica'.

Aseguraba en una página web que el cuadro de Picasso era «una protesta artística contra las atrocidades de los republicanos»

I. Cortés
I. CORTÉSMadrid

De «error horroroso». Así calificó Stephane Dujarric, portavoz del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, la descripción que el organismo realizaba en una de sus páginas web sobre el 'Guernica' de Pablo Picasso, un escrito en el que se refería a la obra del pintor malagueño como «una protesta artística contra las atrocidades de la República durante la Guerra Civil española».

Dujarric explicó el pasado lunes que la ONU se dio cuenta el fin de semana de que en su sitio web de administración de regalos atribuía incorrectamente «desde hace dos o tres años» la autoría de la masacre de Guernica, la ciudad vasca arrasada por la aviación nazi, a la República de España.

Fue el secretario general del PSOE de León y también portavoz de la Comisión de Ciencia, Innovación y Universidades del Congreso de los Diputados, Javier Alfonso Cendón, quien denunció la equivocación el pasado sábado. Posteriormente la Misión Permanente de España ante las Naciones Unidas solicitó la rectificación, que ayer finalmente tenía lugar.

«Los republicanos fueron las víctimas, no los perpetradores», se excusó Dujarric anteayer, en referencia a la masacre ocurrida el 26 de abril de 1937, que quedó inmortalizada por Pablo Picasso en una inmensa pintura en junio de ese año. El portavoz explicó además que ya se ha procedido a corregir el fallo y revisar el resto de contenidos. «Lamentamos el error y extendemos nuestras disculpas al pueblo y al gobierno de España», afirmó.

La gran pintura de Picasso, que se convirtió en un poderoso símbolo del horror de la guerra, se exhibe actualmente en el museo Reina Sofía de Madrid. Un enorme tapiz que reproduce el 'Guernica' en tamaño natural se expone también en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. El tapiz es un préstamo de Happy Rockefeller, viuda de Nelson Rockefeller, que lo encargó a la artista Jacqueline de la Baume Dürrbach en 1955. Fue confeccionado bajo la supervisión del propio Picasso.