Álvarez-Pallete apuesta por enseñar buen español a las máquinas

El presidente de Telefónica José María Álvarez-Pallete./EFE
El presidente de Telefónica José María Álvarez-Pallete. / EFE

En la esfera digital los errores se viralizan y corrompen el lenguaje sintético «que las máquinas enseñan entre sí», advierte el presidente de Telefónica | Insta a colocar nuestro idioma «en el lugar que merece» en la esfera digital en el Congreso de la Lengua

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCICórdoba (Argentina)

Cientos de millones de máquinas hablarán en español en un futuro inmediato. Y si no ponemos remedio, lo harán mal, como ya está ocurriendo. Da la alerta José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, que ha urgido a poner remedio a la previsible catástrofe desarrollando la inteligencia artificial basada en la lengua española para que las máquinas «que se enseñan unas a otras» hablen un buen español. «No podemos dejar que las máquinas decidan como hacer las cosas», dijo. El riesgo de no hacerlo «es que tengamos niños con acento 'Alexa' o 'Siri'» ironizo el 'hacker' bueno Chema Alonso, que ficho poe Telefónica.

«La lengua sintética aprende y tenemos herramientas, conocimiento y expertos para enseñarla como es debido», dijo Álvarez-Pallete durante su participación en el VIII Congreso de la Lengua que se celebra en Córdoba. «¿Qué hace una empresa tecnológica en un evento como este?», se preguntó. «Es necesario que entre todos coloquemos al español donde se merece, también en el mundo digital, ya que a lengua española tiene un reto tremendo por delante», se respondió.

El primer ejecutivo de la multinacional española instó «a entender cómo se está fraguando la lengua sintética», la que ya hablan y hablarán masivamente las máquinas «que gana a los humanos en comprensión lectora y en reconocimiento facial, capaces de escribir novelas o pintar como Picasso». Ese lenguaje «con la que ya nos relacionamos», al preguntar al asistente de voz las noticias del día, el tiempo, la información del tráfico, el resultado de un partido de fútbol, al usar las aplicaciones de mensajería, o al traducir textos usando traductores digitales.

«Urge hacerlo desarrollando inteligencia artificial basada en nuestra lengua», dijo Álvarez-Pallete. Recordó que, tras el chino, el español ocupa la segunda posición por importancia en el mundo. Un idioma hablado por 480 millones de personas como primera lengua, que supera en un veinte por ciento en número de hablantes al inglés. Sin embargo, al revisar cuál es el idioma en contenidos digitales «el español cae a la cuarta posición y el inglés sube a la primera, con un peso diez veces mayor que el de nuestro idioma», destacó Pallete.

Errores repetidos

Refirió como «nuestra lengua está además expuesta a otros riesgos» que se agravan con los datos con los que aprende a hablar una inteligencia artificial. «Cuanto menos precisos, más erróneos o menos relevantes sean, más errores, limitaciones o incluso sesgos se incorporarán en el lenguaje sintético. Esto supone una amenaza para el futuro de nuestra lengua que no podemos ignorar si queremos asegurar el uso del español por futuras generaciones» dijo el alto ejecutivo .

Pallete analizó cómo los «errores del lenguaje se extienden a gran velocidad» y cómo la inteligencia artificial «aprende de ellos». Puso ejemplos como 'cocreta', que aparece en casi ochenta mil referencias de búsquedas; el uso erróneo del imperativo del verbo decir, 'decirlo', que arroja más de dos millones de resultados, mientras que su forma correcta, 'decidlo', muestra algo más de tres mil. Así, los vocablos de uso menos habitual, «desaparecen o arrojan resultados residuales». Las abreviaturas e imprecisiones al usar aplicaciones de mensajería «popularizan el uso de incorrecciones ortográficas o gramaticales».

«Los sesgos culturales de género están presentes en las búsquedas», dijo Álvarez-Pallete. En este caso puso como ejemplo el de un usuario que escribe 'surgeon' en inglés, el resultado habitual del traductor es cirujano, en masculino; si el usuario escribe 'nurse', el resultado será enfermera, en femenino; si teclea 'engineer', aparece ingeniero, en masculino y si escribe 'nanny', el resultado será niñera, en femenino.

Sobre el impacto que tienen los procesadores de texto más comunes en la configuración del nuevo lenguaje sintético y su impacto en el uso correcto de la lengua, subrayó como muchos de estos procesadores «fallan al reconocer palabras correctas». Cuando esto sucede, «proponen corregirlas y sustituirlas, dando lugar así a un empobrecimiento y adelgazamiento del léxico, y este es el momento de abordarlo, ya que en los próximos años cientos de millones de máquinas hablarán.

Ante el director de la RAE, Santiago Muñoz Machado, subrayó el papel esencial de la Real Academia asegurando que «el cambio de época requiere nuevas reglas y las nuevas reglas traen nuevas maneras de abordar los problemas».

Más información: