Suárez-Quiñones habla de «cóctel perfecto» para una campaña de incendios «peor» que 2018

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, en Ávila. /Ricardo Muñoz
El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, en Ávila. / Ricardo Muñoz

El consejero ha realizado estas declaraciones en Ávila, donde ha afirmado que «esta es sin duda la provincia que más ha sufrido los incendios hasta la fecha»

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha hablado este miércoles en Ávila de un «cóctel perfecto» para una campaña de incendios que está siendo hasta el momento en la Comunidad «peor» que la de 2018.

Suárez-Quiñones ha realizado estas declaraciones a los periodistas tras reunirse con el alcalde de la ciudad, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, y con el presidente de la Diputación de Ávila, Carlos García, con quienes ha abordado asuntos relacionados con la capital y la provincia.

Antes de visitar el Centro Provincial de Mando y de reunirse con los alcaldes de Pedro Bernardo y Gavilanes, David Segovia y Luis Padró, respectivamente, el titular de Fomento y Medio Ambiente ha reconocido que la «temporada ha comenzado complicada, especialmente para la provincia de Ávila».

Incendios en el sur

En este sentido, se ha referido a los incendios que han afectado, sobre todo, a la zona sur, después de que a finales de junio y principios de julio se declararon varios incendios entre los que destacó el que se inició en el municipio de Gavilanes y se extendió al de Pedro Bernardo, arrasando cerca de 1.500 hectáreas.

Sobre este fuego que se prolongó durante varios días y que obligó a movilizar numerosos medios materiales y humanos, Juan Carlos Suárez-Quiñones ha destacado el «plan de restauración y recuperación» que se prolongará en la zona durante los próximos diez años con una inversión de 5 millones de euros.

Al respecto, se ha referido a los 550.000 euros ha aportados por la Junta de Castilla y León y a los 400.000 destinados por el Gobierno central para la «primera fase» de los trabajos destinados a la recuperación de la superficie quemada en estos dos municipios del Valle del Tiétar -el 93 por ciento montes de utilizad pública-.

Según el consejero, la provincia de Ávila está siendo una de las más afectadas por los fuegos en lo que va de un verano que está siendo «peor» que el del año pasado, aunque mejor que el «malísimo» 2017, en el que ardieron 40.000 hectáreas en la Comunidad.

Desde su punto de vista, a esta situación ha contribuido un «cóctel perfecto» para que esta campaña esté siendo «altamente peligrosa», de ahí que por primera vez la Administración autonómica decretase la situación de alarma en plena época de riesgo alto de incendios.