La Santa Sede beatificará a las monjas leonesas Esther Paniagua y Caridad Álvarez

Las hermanas Esther Paniagua y Caridad Álvarez./
Las hermanas Esther Paniagua y Caridad Álvarez.

Estas hermanas fueron asesinadas por odio a la fe cristina en Argelia cuando en 1994 estalló en el país una oleada de violencia que afectó principalmente a los religiosos misioneros

LEONOTICIASLeón

Las monjas leonesas Esther Paniagua y Caridad Álvarez serán beatificadas. La Santa Sede ha reconocido su martirio, y va a declararlas beatas -junto con monseñor Pierre Claverie y otros 16 religiosos y religiosas- en una celebración que tendrá lugar en Oran (Argelia) el sábado 8 de diciembre. Estas dos hermanas fueron asesinadas por odio a la fe cristina en Argelia cuando en 1994 estalló en el país una oleada de violencia que afectó a todos los extranjeros, pero principalmente a los religiosos misioneros.

En una situación de extremo peligro, el arzobispo de Argel recomendó a las comunidades religiosas que hicieran un discernimiento para permanecer o abandonar la misión. Tras haber decidido quedarse en el país a pesar de todo, el 23 de octubre de 1994, las hermanas Caridad Álvarez y Esther Paniagua recibieron varios tiros que acabaron con su vida cuando acudían a misa.

Reconomiento

Ambas beatas son muy recordadas en León sobre todo en los municipios que les vieron nacer, Piedad Pacho Reyero nació en Calzadilla de los Hermanillos. Licenciada en Filología Hispánica, fue misionera en Tanzania y en Kenia, y ha tenido cargos de responsabilidad en varios colegios de la congregación, además de ser formadora, delegada y superiora provincial de la Provincia Santa Mónica. Estando en Kenia conoció el asesinato de sus hermanas Esther y Caridad. Desde 2013 es la superiora general de las Agustinas Misioneras en Roma -la máxima autoridad de la congregación-, institución que cuenta en la actualidad con 500 hermanas de diferentes nacionalidades, y tiene presencia en 15 países.

Por su parte María Jesús Rodríguez Muñoz nació en Palanquinos . Diplomada en Magisterio y licenciada en Químicas, ha dedicado su vida a la educación, y ha tenido cargos de responsabilidad en varios de los colegios de la congregación. En 1994 era superiora provincial de la Provincia San Agustín, a cuya provincia pertenecía Argelia. En la crisis política de ese año, y viendo la amenaza a la que estaban sometidas las hermanas, viajó a Argelia para acompañar el proceso de discernimiento que realizaron las hermanas, tras el cual Esther, Caridad y todas ellas decidieron quedarse en el país a pesar del peligro. La tarde del Domund de 1994 ambas hermanas, seguidas a varios metros por Lourdes Miguélez que vivía con ellas y María Jesús Rodríguez, fueron asesinadas con sendos tiros a la puerta de la Iglesia donde iban a Misa.

 

Fotos