El PSOE registra el cese de Llamas del grupo en la Diputación y suspende su asignación

Joaquín Llamas, alcalde de Villarejo de Órbigo. /
Joaquín Llamas, alcalde de Villarejo de Órbigo.

El exsocialista guarda silencio y alimenta la incógnita sobre si romperá la disciplina de partido y mantendrá su acta en Villarejo de Órbigo

A. CUBILLAS

Joaquín Llamas, alcalde de Villarejo de Órbigo, guarda silencio. Ni una sola palabra desde que el pasado martes los agentes de la UDEF de la Policía Nacional le detuviesen en el marco de la 'Operación Enredadera'.

Protagonizó una apresurada salida de los Juzgados de Astorga y no desvela cuál será su futuro en el Ayuntamiento. Ni públicamente ni tan si quiera a la ejecutiva provincial del PSOE, después de acordarse su suspensión de militancia y le solicitarán su acta a disposición del partido.

Pero, hasta la fecha, nada. El único movimiento que ha trascendido es la reunión que ha mantenido con sus compañeros de filas y, a estas alturas, nadie descarta la posibilidad de que estén dispuestos a pasarse al grupo de no adscritos para mantenerle en la Alcaldía.

Reunión también la que celebraron los diputado del PSOE, tras la que presentaron en el registro de la Diputación el cese de Llamas dentro del grupo parlamentario socialista así como la suspensión de la asignación económica.

De esta forma, el exsocialista pasará a formar parte del Grupo Mixto sin ninguna dedicación dado que, según la Ley Antitrafugismo, no podría mejorar las condiciones contractuales que mantiene con la Diputación.

Ahora habrá que esperar a que Llamas desvele sus intenciones reales y esclarezca si el PSOE pierde una Alcaldía o, por el contrario, da un paso atrás y cumple con las directrices del partido.

 

Fotos