La montaña central abandera la lucha por el futuro de León y exige abandonar los centralismos

Los alcaldes de la montaña leonesa y los responsabels sindicales presentan la convocatoria de la manifestación del domingo en La Robla. / N. Brandón

El conjunto de los ayuntamientos se suman a la convocatoria de la manifestación de este domingo 17 de febrero en La Robla para exigir a las administraciones apostar por el medio rural

A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

Se acabó la resignación, no hay tiempo para más lamentos. Porque es el momento de luchar, de pelear por el futuro. Y por ello, en una inusual unión, todos los municipios de la montaña central leonesa se han dado la mano para salir a la calle el próximo domingo a las 13:00 horas en la Robla.

Bajo el lema 'Por el futuro de León', agentes sindicales y políticos con inpependencia de las siglas alzarán la voz para exigir un cambio político que se aleje de los centralismos y priorice los ciudadanos con independencia del territorio.

Un acto promovido por UGT y CCOO al que se han sumado los ayuntamientos de Villamanín, Cármenes, La Robla, Pola de Gordón, Vegacervera, Matallana, Valdelugueros, Soto y Amio, Carroceda y Valdepiélago que exigido un cambio urgente de políticas y una apuesta real por el medio rural.

Por ello, agentes sociales y políticos este jueves han hecho un llamamiento a la ciudadanía para dar alas a un acto que busca incidir en la grave situación de envejecimiento y despoblación que sufre la montaña central leonesa.

El reflejo de todo León

Una realidad que es la consecuencia de la ausencia total de apoyo institucional. Así lo remarcó Xoxepe Vega, secretario provincial de CCOO, que recordó que la montaña es el paradigma delo que puede convertirse la provincia en las próximas décadas.

«El desmantelamiento de la minería, del tejido industrial y del sector agropecuario han dejado una clara situación de despoblación», señaló Vega, que aseguró que la montaña leonesa está envejecida como un producto por esa huida masiva de los jóvenes. «Este es el futuro que le puede esperar a toda la provincia, el de la despoblación y envejecimiento total y absoluto».

Y por ello, Vega negó que desde las administraciones se estuviese apoyando al mundo rural. «Esta denuncia tiene que servir para decir que es mentira que se esté haciendo algo para acabar con la despoblación y la reindustrialización de la provincia de León. Hacen falta políticas de emergencia y que las administraciones enfoquen el territorio y sus necesidades de una manera distinta«.

Presentación de la manifestación.
Presentación de la manifestación. / Campillo

Una protesta que servirá para reclamar en las calles que empiecen a mirar a las gentes de la provincia de León. «Debemos desterrar la resignación y ser positivos para desde la unidad exigir a las administraciones que formalicen una mesa para encontrar soluciones y darle la vuelta a los alarmantes datos de la provincia y, en particular, de la montaña», señaló Enrique Reguero, secretario provincial de UGT.

El clamor del medio rural

Falta de oportunidades, de servicios y de infraestructuras que unido a la muerte de sectores como la minería dibujan un territorio enfermo. Y su diagnóstico es crítico.

Al menos así lo señalaron los alcaldes de Pola y La Robla que, en calidad de portavoces de sus homólogos, remarcaron la necesidad de que las administraciones se involucren en el medio rural a través de políticas que se traduzcan en inversiones en infraestructuras y servicios que doten de atractivo empresarial al territorio.

«Esto no es un grito de resignación, tenemos ilusión y ganas de pelear», señaló el alcalde de Pola de Gordón, que exigió a Gobierno y Junta la puesta en marcha de políticas que dinamicen los territorios.