León recupera el camino del monje alemán Künig a Santiago en 1495

Pontones para el cruce del Órbigo, entre Santa Marina y Benavides según un mapa elaborado en el siglo XVIII para un pleito por derechos en la zona y por donde pasaban los peregrino. /guiarte.com
Pontones para el cruce del Órbigo, entre Santa Marina y Benavides según un mapa elaborado en el siglo XVIII para un pleito por derechos en la zona y por donde pasaban los peregrino. / guiarte.com

Benavides de Órbigo, Brañuelas-Villagatón, Magaz de Cepeda, Quintana del Castillo, Santa Marina del Rey, Torre del Bierzo y Villamejil contituyen una asociación para promocionar esta ruta

EFE
EFELeón

Representantes de los municipios leoneses de Benavides de Órbigo, Brañuelas-Villagatón, Magaz de Cepeda, Quintana del Castillo, Santa Marina del Rey, Torre del Bierzo y Villamejil han constituido la Asociación de Municipios del Camino de Künig a Santiago de Compostela.

Este ruta rememora el itinerario seguido por el monje alemán Herman Künig von Vach y que fue publicado por primera vez en 1495 en Estrasburgo con la descripción del viaje de ida a Compostela desde Einsiedeln (Suiza).

La firma del acta fundacional tuvo lugar el pasado 7 de febrero en Villamejil y la presidencia ha recaído en el alcalde de este municipio, Alfonso Álvarez Peláez, mientras que la vicepresidencia la ostentará la alcaldesa de Benavides de Órbigo, Ana Rosa Sopeña.

Los representantes municipales acordaron constituir un comité asesor de expertos relacionados con el estudio, difusión y promoción del Camino de Künig.

El objetivo es la promoción de este itinerario cultural mediante la elaboración de proyectos, y colaboración con las entidades administrativas regionales y nacionales.

El trayecto de peregrinación del monje alemán Herman Künig von Vach fue publicado por primera vez en 1495 en Estrasburgo, y describe el viaje de ida a Compostela desde Einsiedeln (Suiza), que es el punto de arranque de la peregrinación centroeuropea hacia Santiago en esta parte de Europa.

Desde Einsiedeln el monje avanzó por Berna y Ginebra para dirigirse al valle del Ródano, continuando por Nimes, Montpelier Toulouse, y Saint Jean Pied de Port.

Ya en territorio español, sigue básicamente el Camino Francés con dos variantes, en las provincias de León y Lugo.

En la primera de ellas, hacia la mitad del trayecto entre León y Astorga, Künig dejó el itinerario calixtino para tomar el camino de Santa Marina del Rey, cruzar La Cepeda y dirigirse a Cerezal de Tremor, siguiendo desde allí hacia Ponferrada.

De este modo, frente a las cotas de 1.500 metros de altura del paso de Foncebadón, Künig optó por un paso cercano a Brañuelas al que se accede, en suave ascenso, sin cruzar montañas y a una cota de unos 1,100 metros, en territorio «ameno y bastante poblado», tal como dejó escrito el monje.

Desde Ponferrada, el itinerario de Künig avanza hasta Las Herrerías, donde volvió a dejar el trayecto calixtino para entrar en Galicia por Piedrafita del Cebreiro.

Desde allí avanzó cercano a la ruta que ahora describe la carretera N-6, para llegar a Becerreá y Lugo, ciudad que le causó al monje una excelente impresión, y desde la que avanzó hasta Melide para entroncar de nuevo con el itinerario Calixtino y alcanzar Santiago.

En la variante de Lugo, la vía sigue también un itinerario mas fácil, evitando superar los 1.300 de altura en la sierra del Cebreiro (Alto do Poio) para hacerlo por los 1.100 de Piedrafita

La guía se complementa con un itinerario de vuelta hacia Alemania que realiza por otra vía, Niederstrasse o Camino Bajo, mientras que Künig retornó por Bayona, Burdeos y París, para llegar a Bruselas y Aquisgrán.