La León-Benavente, ¿la autovía con más baches de España?

Estado de la León-Benavente. / J.L.B.

leonoticias.com simula con su cámara el día a día de los 11.000 conductores que circulan por este tramo de autovía que acumula más de 1.800 saltos y cuyas obras de reconstrucción no culminarán hasta el 2022

A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

La León-Benavente o, mejor dicho, su crítico deterioro, ha conseguido casi lo imposible, la opinión unánime de la sociedad.

Imposible negar la evidencia ante un tramo de autovía que presenta un estado alarmante, especialmente en su carril derecho, lo que les obliga en su mayoría a circular por el carril izquierdo y exponerse a una multa.

Circular por la León-Benvante –tal y como ha simulado la cámara de leonoticias- es una temeridad y, lo más preocupante, peligroso como consecuencia de un firme descompuesto y resquebrajado y el suma y sigue de baches.

Lo dicen los expertos en materia de infraestructuras aunque, en esta ocasión, su opinión es compartida por los más de 11.000 usuarios que cada día registra este tramo de autovía, convertido en un campo de minas.

Imposible detenerse a no contar el suma y sigue de baches que inundan esta autovía cual campo de minas, en ambas direcciones, estimándose que la vía supera los 1.800 baches. Situación que se prolongará en el tiempo, como poco y si se cumplen los plazos previstos, hasta el año 2022.

Una planta

Es la fecha prevista por el actual Gobierno para culminar la reconstrucción integral de la vía, un proyecto de gran complejidad como consecuencia del estado de agotamiento de la vía, con una elevada degradación de las capas de mezcla bituminosa, superior al 77% en el carril derecho.

De ahí la «complejidad» de esta actuación que prevé la reconstrucción del firme, lo que pasa por fresar y reponer la totalidad de las capas de mezcla bituminosa existente», lo que obliga a levantar el firme hasta llegar a la base de cemento.

Tal es así que la reconstrucción de los primeros ocho kilómetros que finalizó el pasado mes de octubre se prolongó durante ocho meses. Ahora y como confirmó a este diario la Subdelegación del Gobierno, está previsto que las obras se retomen después de Semana en el carril sentido León.

Obras que se retomarán gracias a la subida de temperaturas -ante la necesidad de alcanzar como mínimo los 170 grados para garantizar la eficacia del conglomerado- y una vez culminada la construcción de una planta en la localidad de Villamañán para la elaboración de la mezcla bituminosa para el asfaltado de la A-66. Ahora, la concesionaria se centra en la elaboración de ese conglomerado hasta conseguir un nivel óptimo.

En cualquier caso, lo que descarta de lleno el Ministerio de Fomento es cerrar los carriles derechos de la vía, como así planteaban los expertos, entendiendo como suficiente la reducción de los límites de velocidad en los tramos más deteriorados.

De esta forma, la imagen que este domingo ofrecemos desde leonoticias se repetirá en los próximos meses y año a pesar de ser una de las infraestructuras de comunicación más importante del Noroeste de España.