Las estaciones de esquí de León reciben más de 2.500 visitantes en el último fin de semana de la temporada

Imagen de un grupo de esquiadores en San Isidro./Campillo
Imagen de un grupo de esquiadores en San Isidro. / Campillo

San Isidro ha sido la única Estación que ha permanecido abierta en toda la Cordillera Cantábrica y está entre las tres últimas de España, junto con Sierra Nevada y Marsella

LEONOTICIASLeón

Las estaciones de esquí de la provincia de León recibieron durante el último fin de semana de la temporada a un total de 2.508 esquiadores, de manera que en San Isidro se registraron desde el pasado viernes a 2.449 usuarios, mientras que a Valle de Laciana- Leitariegos acudieron 59 personas.

Las instalaciones de San Isidro ofrecieron 10,8 kilómetros de su superficie esquiable, con once pistas en servicio que fueron tres pistas verdes, tres azules, cuatro rojas y una negra. Los remontes en servicio fueron tres telesillas, dos telesquís y tres cintas. Los espesores de la nieve oscilaron entre los 30 y 80 centímetros. La mayor afluencia de esquiadores se dio hoy domingo con 1.029 esquiadores.

San Isidro fue la única Estación que ha permanecido abierta en toda la Cordillera Cantábrica, y está entre las tres últimas de España, junto con Sierra Nevada y Marsella. Este último fin de semana de la temporada contó con un tiempo primaveral, con un domingo soleado en el que los visitantes, como viene siendo habitual, en su mayoría procedieron de Portugal, Castilla y León, Asturias y Galicia.

Los esquiadores también pudieron disfrutar de las terrazas, así como de las diversas fiestas de despedida de temporada y de un descenso por las pistas en bañador, así como de la ruta con raquetas hasta el lago Ausente. Durante la semana, cerca de 200 escolares finalizaron los programas de nieve que organiza la Diputación de León.

Por lo que se refiere a Valle de Laciana- Leitariegos, durante el fin de semana registró 59 usuarios, aunque este domingo cerraron las instalaciones por falta de nieve. El resto del fin de semana ofreció a los visitantes 1,7 kilómetros en servicio, repartidos en dos pistas verdes y dos azules. Los remontes en servicio fueron dos telesillas y dos telesquíes y una cinta. Los espesores de la nieve, de calidad primavera, oscilaron entre los 2 y los 30 centímetros de espesor.

La mayoría de los esquiadores que disfrutaron de las instalaciones de San Isidro y Leitariegos-Valle de Laciana procedían, tal y como suele ser habitual, de León, Asturias, Galicia y Portugal.