Denuncian la apertura de una pista forestal que pone en riesgo una zona de alto valor ecológico entre Orense y León

Imagen del cortafuegos denunciado por las asociaciones ecologistas./
Imagen del cortafuegos denunciado por las asociaciones ecologistas.

Las asociaciones recuerdan que en la vertiente gallega se encuentra el Parque Natural 'Serra da Enciña da Lastra', y en el lado leonés la situación es similar, pues se trata de un lugar de Importancia Comunitaria y una Zona de Especial Protección

LEONOTICIASLeón

Media docena de asociaciones ecologistas han denunciado este jueves la apertura de una pista forestal que pone en riesgo una zona con alto valor ecológico entrelas provincias de Orense y León.

Estas asociaciones recuerdan que la Encina de la Lastra es un paraje con una relevancia ambiental y paisajística de primer orden, «buena cuenta de ello son las diferentes figuras de protección que atesora el territorio en su divisoria entre las provincias de León y Ourense».

Las asociaciones recuerdan que en la vertiente gallega se encuentra «el Parque Natural «Serra da Enciña da Lastra», y en el lado leonés la situación es similar, pues se trata de un lugar de Importancia Comunitaria y una Zona de Especial Protección para las aves, ambas figuras de protección incluidas en la red de áreas naturales protegidas por la Unión Europea, la Red Natura 2000».

Entre Orense y León

De ahí la denuncia por los trabajos forestales encaminados a la apertura «de lo que aparenta ser cortafuegos en el límite actual de las provincias de Orense y León, y que continuarán con la entrada de un buldócer por el área desbrozada hasta Peña Falcoeira».

«Entendemos que de ser un cortafuegos no tiene sentido alguno desde una perspectiva técnica y su consecución puede tener un gran perjuicio ambiental y social, facilitando la entrada a un área sensible a actividades indeseadas, como el furtivismo, y sin duda suponen vías de acceso a posibles incendiarios», sentencian.

De ahí que se inste a la revisión del proyecto y aclaración del mismo, todo ello a la vez que se denuncia el alto valor ecológico de la zona, lo impropio de las fechas para la acción que se está acometiendo y el daño que se ocasiona a la fauna del lugar.

La queja y la solicitud de información ha sido trasladada tanto a la Xunta de Galicia como a la Junta de Castilla y León.