CSIF insta a la Junta a concretar las mejoras anunciadas del operativo forestal antiincendios

CSIF insta a la Junta a concretar las mejoras anunciadas del operativo forestal antiincendios

El sindicato propone una serie de mejoras en el sector y se abre a una negociación con la Junta

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

Ante la intervención de este miércoles del consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones en la que no ha detallado ni concretado nada sobre las futuras medidas que piensa tomar, para favorecer la estabilidad y profesionalización del operativo de prevención y extinción de incendios forestales, en esta nueva legislatura, el responsable del sector autonómico de Administración General de la Junta en CSIF Castilla y León, Mariano Prieto, ha expresado su predisposición a sentarse a negociar estas futuras mejoras, que ya viene reivindicando desde hace tiempo CSIF, «para llegar a acuerdos que ya hemos demandado a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, por necesarios ».

En este sentido, Prieto apunta a «la imperiosa y urgente revisión del Decreto de Regulación del Operativo anti-incendios y del sistema de guardias. Este cambio de normativa debe adaptase a las actuales circunstancias sociolaborales del personal, y de las condiciones del combustible existente en el monte, que nada tienen que ver con las existentes en 2004, fecha del decreto actual vigente, que tampoco está adaptado a la normativa estatal del Sistema Nacional de Protección Civil, de la Ley 17/2015.

Estas propuestas de mejoras, explica CSIF, pasan por cubrir las plazas vacantes de personal del Operativo, puesto que es muy complicado llevar adelante todo el funcionamiento del servicio si no se dispone de los medios humanos necesarios, incluyendo un mínimo de agentes medioambientales, celadores de Medio Ambiente, conductores, ingenieros de montes o ingenieros técnicos forestales, imprescindibles para afrontar y dirigir -con garantías- la extinción de los incendios que, cada vez con más frecuencia, acaban convirtiéndose en GIF (grandes incendios forestales de más de 500 hectáreas), con elevados riesgos y costes importantes.

Asimismo, se reclama la integración y coordinación real del Operativo desde el Centro de Emergencias 1-1-2 Castilla y León, al igual que ocurre en otras Comunidades Autónomas, como la de Madrid. Se pide un Operativo que esté disponible todos los días del año, las 24 horas de cada día, y que sea totalmente público, rechazando así privatizaciones en el servicio.

La mejora del Operativo tiene que pasar, también, según CSIF, por el establecimiento de un número de guardias específicos para la creación de las Brigadas de Investigación de Incendios Forestales, BIIF, que se determinen en cada provincia de la Comunidad, de forma acorde a la siniestralidad. El 7 de febrero de 2018, por una moción presentada por Ciudadanos el Pleno de las Cortes de Castilla y León, se acordó instar a la Junta a mejorar la investigación de las causas de los incendios, con la creación de esas brigadas de investigación, compuestas por agentes medioambientales y forestales con dedicación exclusiva.

Otra de las propuestas aportadas desde CSIF a la Administración regional, para la mejora de las condiciones del personal del Operativo, es la creación y reconocimiento de la categoría de bombero forestal, que permitirá combinar y atender trabajos de extinción, prevención o limpieza de montes, según las necesidades, y durante todo el año. Esta petición ya se planteó a los distintos grupos parlamentarios de las Cortes de Castilla y León a lo largo del año 2016. Se exige un periodo mínimo de trabajo de 6 meses para estos trabajadores fijos discontinuos, con el objetivo de ir aumentando ese periodo de contrato hasta alcanzar los 12 meses del año.

Si durante la campaña estival es imprescindible que todos los medios estén operativos (lo que en ocasiones no se cumple por la carencia de personal), apunta CSIF, durante el invierno no lo es menos. Los incendios se 'combaten' también en los meses invernales, ya que es cuando se deben desarrollar las labores de prevención y limpieza, retirando el combustible potencial en las masas forestales. Igualmente, «nos estamos encontrando situaciones meteorológicas adversas durante todo el año, que llevan a tener que declarar periodo de peligro alto, prácticamente, en cualquier fecha».

El Real Decreto 1591/2010, de 26 de noviembre, que establece una nueva Clasificación Nacional de Ocupaciones (CNO-11), incluye la categoría de bombero forestal, epígrafe 5932, cuya descripción de tareas coincide exactamente con las que realizan los trabajadores fijos discontinuos del INFOCAL en Castilla y León. «No tiene sentido que sigan siendo contratados como conductores, peones o escuchas de incendios», afirma CSIF.

CSIF espera que la Junta de Castilla y León se aparte de lo que ha hecho hasta ahora, en el tema del Operativo de extinción, y que es «querer contentar con pequeñas migajas sobrantes de los acuerdos suscritos en el Dialogo Social, cuando las condiciones de los empleados públicos se han de negociar en las distintas mesas establecidas para ello por la normativa».

CSIF advierte que no va a aceptar, como han hecho otros sindicatos, acuerdos que supongan aumentar las diferencias entre los trabajadores del Operativo, con medidas totalmente discriminatorias, como el acuerdo firmado en el Dialogo Social de 2018 a 2020, donde el 54% de los fijos discontinuos del Operativo anti-incendios no cuentan con ninguna mejora en su periodo de prestación. CSIF recuerda que no se puede avanzar en las mejoras de las condiciones de los trabajadores del Operativo, porque algunos sindicatos bloquearon, en su día, la renovación del convenio laboral del personal laboral de la Junta, al no querer denunciarlo.