Cinco escuelas rurales de León echan el cierre por falta de alumnos y nueve centros aumentan sus aulas

Imagen de un aula cerrada. /
Imagen de un aula cerrada.

Educación suprime las aulas de San Juan de la Mata, Palacios de Fontecha, Campo y Santibañeza y Acabes y por primera vez imparte primero de la ESO en el colegio de Toral de los Vados y segundo en Piñera de Vega de Espinareda

A. C.
A. C.León

Sin niños no hay vida. Y cada vez son más los pueblos de León que poco a poco se apagan. Como las luces de sus escuelas. Las mismas que se apagaron para siempre como consecuencia de la despoblación 'galopa' en el medio rural leonés, sin miramientos.

Una situación que se ha saldado con el cierre de cinco unidades educativas, o lo que es lo mismo, cinco escuelas rurales, según fuentes de Educación.

Se tratan de la unidad de San Juan de la Mata, adscrita al Centro Rural Agrupado de Quilós, la de Palacios de Fontecha - CRA Los Tres Valles de Valdevimbre-, la de Campo y Santibañez -CRA de Lorenzana- y la de Acabes -CRA de Bustillo del Páramo-.

A ello, se suma la clausura de una de las aulas del colegio Luis del Olmo de Ponferrada.

Frente a estos cierres, el incremento de un aula en nueve centros de León como consecuencia del aumento de los grupos y, por ende, del incremento de las ratios.

Así, Educación ha implementado una nueva aula en los CRA de Santa Marina del Rey, Villamañán, Laguna Dalga y Villaquejida, localidad de Cimanes de la Vega. Asimismo, se aumentaron las aulas en los colegios de San Andrés la Borreca, Olleros de Sabero, San Isidro, Teleno y Martín Monreal de Veguellina de Órbigo.

A ello se suma la impartición por primera del primer curso de la ESO en el colegio de Toral de los Vados así como de segundo curso de Secundaria en Piñera de Vega Espinareda.

De esta forma, mientras en unos puntos de León algunos centros se ven obligados a echar el cierre en otros, principalmente en zonas más próximas a los núcleos urbanos, ven incrementado el número de alumnos.