Trama Enredadera

Suárez-Quiñones espera que con su comparecencia en la Comisión de Cortes «cese este intenso acoso»

Juan Carlos Suárez-Quiñones, durante un entrevista./Ical
Juan Carlos Suárez-Quiñones, durante un entrevista. / Ical

El consejero de Fomento y Medio Ambiente afirma que no se arrepiente «de nada» y que en sus actuaciones «no hay más que cumplimiento estricto y escrupuloso de la ley»

ICALLeón | Valladolid

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, mostró este lunes su esperanza de que con su comparecencia en la Comisión de Fomento y Medio Ambiente de las Cortes de Castilla y León, prevista para este miércoles, 5 de septiembre, «cese este intenso acoso» al que considera está sometido por su aparición en las grabaciones dentro de la Operación 'Enredadera'.

El apunte

Suárez-Quiñones consideró que se están tratando de «buscar cuestiones extrañas donde no hay más que cumplimiento estricto y escrupuloso de la ley», y afirmó asimismo que no se arrepiente «de nada» de lo que dijo en esa conversación puesto que ejercita su «derecho a la libertad de expresión y de comunicación». «Las reflexiones que haga son las que yo haga», sentenció el consejero de Fomento y Medio Ambiente.

En cuanto a la posibilidad de que se hubiese violado el derecho a la inviolabilidad de sus comunicaciones, Suárez-Quiñones señaló que en esas reflexiones realizadas por él mismo «no determinan» a quien imputa su «no conformidad con el tratamiento que se ha hecho del derecho fundamental del secreto de las comunicaciones».

«Me atribuyo aquello que he dicho, que no estoy muy satisfecho de lo que ha ocurrido, porque un cargo público que ejercita unas funciones públicas tiene una serie de derechos fundamentales, como cualquier ciudadano, que no están limitados por ninguna norma y están reconocidos por el Tribunal Constitucional», aseveró Suárez-Quiñones, quien reiteró que su actuación fue «transparente, eficaz y absolutamente regular».

Sobre la posibilidad de «emprender alguna acción» para la defensa de esos derechos, Suárez-Quiñones aseguró que le corresponde «reflexionarlo» a él, algo que hará «en su momento», pero que ahora «lo importante es gestionar los asuntos de los ciudadanos». «Quien crea que puede mermar nuestra actuación de solución de esos problemas, no lo va a encontrar, porque seguiremos trabajando denodadamente por Castilla y León», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos