Sanidad incentivará con 6.000 euros anuales a los médicos que trabajen en puestos de difícil cobertura

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez./Leticia Pérez-Ical
El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez. / Leticia Pérez-Ical

El consejero de Sanidad asegura que el déficit de especialistas de familia y pediatras es una realidad que afecta a todos los servicios de salud autonómicos

Ana Santiago
ANA SANTIAGOValladolid

La Consejería de Sanidad propondrá a la Junta de Castilla y León la aprobación de un Decreto Ley de medidas urgentes para regular los puestos de difícil cobertura e incentivarlos, una norma que incluirá además la productividad de los profesionales, la fidelización de los licenciados especialistas en medicina familiar y comunitaria y la puesta en marcha de servicios de transporte a la demanda en los casos necesarios. Sacyl trabaja actualmente en un mapa de zonas de difícil cobertura y en su propuesta, que negociará esta tarde en mesa sectorial con los sindicatos, considera valorar como tales bajo criterios geográficos y de dificultad de acceso y consideraciones como que estén en una zona donde haya puerto de montaña, uno de los factores que más puntuará. Una veintena de zonas serán consideradas como de difícil cobertura e incentivadas por ello. Entre los incentivos los económicos propuestos serán de 6.000 euros para los médicos, 1.300 para el grupo A2; 300 para la categoría C1 y C2 y otras categorías. Cantidades en proporción a los salarios y a las dificultades de cada profesión para cntar con ercursos humanos.

También se considera la flexibilización del horario, «en aras a una mejor consecución de la conciliación de la vida personal, familiar y laboral, teniendo en cuenta las necesidades organizativas o de planificación de cada centro»; la disponibilidad en los llamamientos temporales de interinidad en las bolsas de empleo temporal, siempre que el profesional lleve más de un año desempeñando dicho puesto, pudiendo ser llamado para la cobertura de otra interinidad en la misma categoría y/o especialidad, dentro de las áreas elegidas en su solicitud de inscripción en la bolsa de empleo correspondiente y la valoración como mérito en la carrera profesional, considerándose como cooperación con el Servicio de Salud, valorándose como mérito en gestión clínica a efectos de la evaluación de los méritos curriculares en el procedimiento ordinario para el reconocimiento individual de grado de carrera profesional, con un crédito de 1 punto por cada año desempeñado.

Ptros incentivos previstos son la prioridad en la participación en las actividades de formación, incluyéndose como criterios de selección o concesión de las solicitudes presentadas, la preferencia para ser destinatarios de los mismos, de quienes se encuentren desempeñando puestos de difícil cobertura y provisión en todos aquellos cursos directamente relacionados con su actividad profesional y la prioridad de los centros e instituciones sanitarias a los que estén adscritos los puestos de difícil cobertura, en los proyectos piloto o de investigación que, de alguna manera, puedan mejorar y facilitar las condiciones de trabajo y la prestación asistencial en tales puestos.

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, destaca a este respecto, según recoge la agencia Ical, que el déficit de médicos especialistas en Atención Primaria -médicos de familia y pediatras- es una realidad que afecta a todos los servicios de salud autonómicos. «Los errores en la planificación de los recursos humanos del Sistema Nacional de Salud, en particular en la estimación de necesidades de especialistas, han conducido a un desajuste entre la disponibilidad de especialistas y las necesidades de cobertura en la Atención Primaria«, explicó.