Sanidad impone 478 sanciones a establecimientos alimentarios de la comunidad

Sanidad impone 478 sanciones a establecimientos alimentarios de la comunidad

Las multas se corresponden principalmente a los sectores de la comida preparada y cocinas centrales, seguido de negocios polivalentes, carne y derivados

EFELeón

Los Servicios de Salud Pública de Castilla y León impusieron 478 sanciones a establecimientos e industrias alimentarias en 2018, según recoge el último informe de Control Oficial de Productos Alimenticios publicado por la Consejería de Sanidad.

Se trata de 45 multas más que las registradas en 2017 y corresponden principalmente a los sectores de comidas preparadas y cocinas centrales (45,4%), seguido de los negocios polivalentes (24,7%) y los de carne y derivados (12,6%), que suman entre los tres el 82,7 por ciento de las sanciones impuestas a establecimientos de productos alimenticios de la Comunidad.

Asimismo, propusieron un total de 526 expedientes sancionadores al detectar diferentes incumplimientos en las inspecciones llevadas a cabo.

Concretamente, se realizaron 122.132 visitas de control en el conjunto de Castilla y León (un 6,3% menos que en 2017), la mayor parte de ellas a establecimientos dedicados a la prestación de servicios (48,9%) y en establecimientos minoristas (25,4%) con una ratio de 2,7 visitas por cada uno de ellos

Otra de sus actividades se centra en el muestreo de alimentos a fin de verificar la adecuación de los diferentes parámetros a la normativa específica sobre ciertos criterios microbiológicos, uso de aditivos alimentarios, ciertos contaminantes y plaguicidas o presencia de alérgenos no declarados en etiquetado, entre otros aspectos.

En este punto, los Servicios de Salud Pública de Castilla y León, comunidad en la que hay registrados 45.880 establecimientos e industrias alimentarias, procedieron en 2018 a la toma y posterior análisis de 799 muestras, de las que 29 (3,6%) incumplían la legislación alimentaria.

Las muestras analizadas en el sector de la carne y sus derivados representaron el 30,2% respecto del total, los vegetales el 19,5%, los pescados y moluscos bivalvos el 13,9%, la leche y sus derivados el 11% y los cereales el 9%, según recoge el informe de Control Oficial de Productos Alimenticios.

En cuanto a su resultado, el mayor número de muestras no conformes se detectaron, según los datos del informe de la Consejería de Sanidad, en el sector de carne y sus derivados (con 11 muestras) y en el condimentos y especias (10).

Asimismo, y en el marco del programa de investigación de residuos -de medicamentos veterinarios o contaminantes medioambientales- en productos de origen animal, se contabilizaron 4.916 muestras, de las que el 27,6% se llevaron a cabo en Salamanca, que acapara el 60% de la producción porcina ibérica regional y el 17% de la nacional.

Le siguieron León (868), Burgos (839), Segovia (563), Valladolid (475), Zamora (331), Ávila (246), Palencia (129) y Soria (106).

Este año se conocerá en el mundo de la prevención sanitaria como el de la seguridad en los alimentos debido a una decisión de la ONU que marcaba que, por primera vez, en este 2019 se celebrara un día mundial -el pasado 7 de junio- dedicado a esta realidad.

Celebrado bajo el lema 'Inocuidad de los alimentos, un asunto de todos' tuvo el objetivo de llamar la atención e inspirar acciones para ayudar a prevenir, detectar y gestionar los riesgos transmitidos por los alimentos.