Sáez anuncia que a mediados de 2019 los grupos de mayor prevalencia de diabetes contarán con medidores continuos de glucosa

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, inaugura la jornada del Día Mundial de la Diabetes./Rubén Cacho
El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, inaugura la jornada del Día Mundial de la Diabetes. / Rubén Cacho

Un 13,8% de los menores de 18 años en el país son diábeticos y en el caso de los mayores de 65 años uno de cada tres padece la enfermedad

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

El consejero de Sanidad de la Junta, Antonio Sáez, anunció este sábado que la próxima semana se aprobará en el Consejo Interterritorial del Ministerio que los grupos de mayor prevalencia de diabetes puedan contar con medidores continuos de glucosa. «En Castilla y León ya se los ofrecemos a todos los menores de 18 años diábeticos y se incluirán progresivamente también a los diagnósticados tipo 1 adultos en los tres primeros grupos de riesgo», expuso.

Así, se refirió a los grupos de población que contarán con medidores de glucosa continuos a partir de ahora y que tienen descompesaciones frecuentes como las personas con algún tipo de discapacidad y dificultad para medirse ellos mismos, personas ciegas, con discapacidades funcionales, mujeres embarazadas o en perspectiva de poder estarlo. «Estos grupos serán los primeros en utilizar el medidor continuo, que aporta más seguridad y comodidad para los pacientes, y entendemos que mejores resultados», indicó.

Así lo puso de manifiesto en la presentación de una jornada en Valladolid vinculada al Día Mundial de la Diabetes, donde la presidenta de la Fundación de la Sociedad Española de Diabetes, Sonia Gatztambide puso de manifiesto que un 13,8 por ciento de los menores de 18 años en el país son diábeticos y que, en el caso de los mayores de 65 años, uno de cada tres padecen la enfermedad.

«Es preciso concienciar a los pacientes de que sean activos y se cuiden, pero muchas veces no lo son y es preciso educarles, formarles para que ellos mismo modifiquen en la medida de lo posible sus compartamietnos. No pueden depender de cambios en el día a día de un médico, ya que éste solo puede aconsejarlos para que los aplique», dijo.

En ese sentido, dijo que un estudio de 2010 ayudó a cuantificar el número de personas que deben ser atendidas y en otro nuevo, que aún no se ha publicado, donde se verá la incidencia de los que antes eran prediabéticos y ahora han pasado a serlo en los últimos años. «Se podrá así cuantificar cuántos diabéticos habrá por año y el gasto económico que puede generar», dijo.

Además, el consejero de Sanidad señaló que para ello en Castilla y León el elemento clave en la detección de la enfermedad es la Atención Primaria. «Aquí hay diagnosticadas casi 180.000 personas, pero sabemos que otras en las formas menos graves no conocen que tienen diabetes y lo importamte es la identificación precoz y la prevención. Ahí las asociaciones juegan un papel muy importante y se colabora con ellas en los programas de paciente activo», significó.

Por su parte, Gatztambide consideró qur el problema de que las personas que pueden tener diabetes no sean diagnosticadas al cien por cien es que cuando «acuden al médico de cabecera van probablemente por otros problemas y entonces, el diagnóstico que puede hacerse es distinto». Finalmente, expuso que en España se «está un poco mejor» que en el resto de Europa, ya que las personas sin diagnóstico suponen un 43 por ciento frente al 53 del resto del continente.

Contenido Patrocinado

Fotos