Pablo Fernández arranca una nueva campaña para presentar sus propuestas electorales en la calle

Pablo Fernández arranca una nueva campaña para presentar sus propuestas electorales en la calle

Afirma que sus medidas son factibles y dice que la Renta de Repoblación Rural va a beneficiar a 2.002 poblaciones de menos de 1.000 habita

ICAL

El secretario general de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández, anunció este martes una nueva campaña en la Comunidad para dar a conocer en su «política de proximidad» las medidas recogidas en el programa electoral a través de quienes han participado en 'Que Castilla y León Queremos' y 'Qué Castilla y León Hacemos', como la Renta de Repoblación Rural que va a beneficiar a 2.002 poblaciones de menos de 1.000 habitantes.

«Esta campaña ejemplifica la forma de hacer política que entendemos en Podemos: mirando a los ojos de la gente directamente», aseguró Pablo Fernández en la rueda de prensa ofrecida este martes en la sede de Podemos en Valladolid para presentar su nueva campaña ante as elecciones de mayo.

Este programa se presenta hoy bajo el lema 'Va a llegar la primavera a Castilla y León' con el que la formación morada realizará una campaña por los diferentes municipios de la comunidad de cara a las próximas elecciones autonómicas. Fernández desgranó, entre las principlaes propuestas recogidas por la formación, su Renta de Repoblación Rural, un proyecto económico que procura que toda persona que pretenda desarrollar un proyecto de vida en el ámbito rural, en poblaciones de menos de 1.000 habitantes, pueda hacerlo con un soporte económico mensual durante un periodo máximo de 5 años.

El destino de esta propuesta beneficiaría a 2.002 poblaciones de menos de 1.000 habitantes (6 más que cuando comenzamos estas campañas), con una población total de 444.308 habitantes. En la misma línea, desde Podemos Castilla y León propugnan exenciones fiscales (IBI y circulación) para residentes y negocios que se asienten en dichos municipios.

Además, el secretario general autonómico considera fundamental el impulso de PYMES y autónomos propugnando una 'Ley de Segunda Oportunidad' con el fin de rescatar a aquellos negocios que atraviesen por dificultades. En la misma línea, el portavoz de Podemos en las Cortes ha presentado un paquete de medidas para favorecer el impulso de los servicios públicos (sanidad, educación y servicios sociales) «ante el ataque que están sufriendo por parte del gobierno del PP» y ha aludido a una «estrategia integral en materia de infraestructuras apostando por el transporte ferroviario de cercanías para cohesionar y conectar el territorio y para acabar con el aislamiento que padecen muchos pueblos en Castilla y León».

En este sentido y en colaboración con el gobierno de España, desde Podemos CyL consideran también imprescindible garantizar la conexión de internet de banda ancha en todo el territorio con el fin de propiciar el asentamiento de nuevos negocios en el medio rural.

Pablo Fernández concluyó la presentación de la campaña asegurando que «después de 30 años de largo, crudo y duro invierno de gobierno del Partido Popular, está germinando una primavera de cambio en esta comunidad con una ola de ilusión y de esperanza ejemplificadas en manifestaciones como la de 8M o la del FridayForFuture y el ejemplo de las pensionistas. Aprovechando esta oleada, estamos convencidos de que en mayo vamos a desalojar al gobierno del PP y Podemos va a ser el galvanizador de ese proceso de cambio que estaremos en condiciones de liderar poniendo a las personas en el centro de todas las políticas para que sean, al fin, lo primero».

El candidato de Podemos a la Junta explicó que se pueden financiar a través del pacto fiscal -ya presentado con los sindicatos-, con fondos finalistas contra la despoblación mediante acuerdos con el Gobierno y la Unión Europea como una verdadera política de Estado y gestionar mejor con un Gobierno que «administre mejor el dinero público». Como ejemplos de «mala gestión», se refirió a los millones e inversiones «ruinosas» en la Ciudad del Medio Ambiente.

Fernández manifestó que la puesta en marcha de estas medidas, con un coste de 1.200 millones, es «factible» con una mejor gestión económica y la reducción de la deuda y recordó que en este momento se pagan 1.391 millones al año de intereses por la deuda que ha aumentado en diez años desde los 2.690 a 12.374 millones.

Precisamente, entre mayo a octubre de 2018, Podemos Castilla y León realizó dos campañas a pie de calle pidiendo a la ciudadanía que aportase sus peticiones y necesidades bajo los lemas «Que Castilla y León Queremos» y «Qué Castilla y León Hacemos». La formación ha recopilado todas esas propuestas para incorporarlas a su programa político.