La Oficina del Procurador del Común pondrá en marcha «en unas semanas» su sede electrónica

El Procurador del Común de Castilla y León, Tomás Quintana López, se reúne con la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero./Diego de Miguel
El Procurador del Común de Castilla y León, Tomás Quintana López, se reúne con la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero. / Diego de Miguel

Tomás Quintana señala que otro claro objetivo es dar «mayor celeridad» en las peticiones a las instituciones

PATRICIA MARTÍNLeón | Segovia

El Procurador del Común, Tomás Quintana, avanzó hoy, en su visita institucional a Segovia, la intención de poner en marcha «en unas semanas» la sede electrónica para «ser eficaces en nuestro trabajo» y cumplir «con nuestra función con respecto a los ciudadanos». Quintana señaló que la plataforma digital hará que las relaciones con las instituciones y administraciones públicas sean «más ágiles, rápidas y menos costosas».

Tomás Quintana señaló que uno de los grandes objetivos que están poniendo en marcha, en este arranque de 2019, es que las relaciones con las instituciones sean «más fluidas» y «basadas en un principio de celeridad» porque es «evidente» que los ciudadanos se acercan al Procurador del Común para que se resuelva «el objeto de su queja, se revierta y hay que hacerlo en el menor tiempo posible».

El Procurador del Común señaló que es fundamental reducir los plazos de respuesta y «los recordatorios» y requerimientos porque, ahora mismo, «en más ocasiones de las debidas», tienen que insistir para que las administraciones «nos informen del contenido de la queja». Tomás Quintana argumentó que una vez alcanzada «la celeridad», la oficina del Procurador del Común estará «en mejores condiciones« de dar una solución. Además, subrayó que, aunque el marco normativo dice que sus resoluciones no son vinculantes, van «a hacer uso de todos los mecanismos que nos ofrece la ley» para que «ser eficaces en nuestro trabajo».

Tomás Quintana también remarcó que su objetivo es ajustar el funcionamiento de la institución a las nuevas tecnologías, «al siglo XXI», con la creación de una sede electrónica para que las relaciones con las instituciones de Castilla y León y con los ciudadanos sean «más ágiles, rápidas y menos costosas» lo que lograrán con la sede electrónica, siempre respetando de forma «rigurosa» y «severa» toda la normativa en materia de Protección de Datos.

Pocas reclamaciones

La provincia de Segovia es la segunda que menos reclamaciones presentó en 2018 ante la Oficina del Procurador del Común de Castilla y León, con «poco más de un centenar de quejas», sobre todo relacionadas con la función pública, el medio ambiente y la prestación de servicios de los municipios y entidades locales, así como la gestión de los bienes municipales.

Tomás Quintana explicó que el objetivo de esta visita a Segovia es hacer la institución que presiden «más presente» manteniendo encuentros con la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero; el presidente de la Diputación Provincial, Francisco Vázquez, y el delegado territorial de la Junta, Javier López Escobar, porque «aquéllo que no se conoce no se puede utilizar» y el Procurador del Común está «al servicio de los ciudadanos» precisamente en su relación con las administraciones para «eliminar disfunciones o mermas de sus derechos».

La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, recordó que esta institución tiene la tarea de preservar nuestros derechos constitucionales que también refleja «nuestro Estatuto de Autonomía» de Castilla y León. Luquero expuso que los ciudadanos deben de tener un claro conocimiento de «esta figura fundamental» para que sea «un recurso» que puedan utilizar. Clara Luquero agradeció a Tomás Quintana su labor de mediador al igual que la que realiza el Defensor de la Ciudadanía de Segovia, Rodrigo González.