Manuel Mitadiel promete «apoyar y ayudar» a los profesionales sanitarios en su toma de posesión como gerente regional del Sacyl

Mitadiel, durante el juramento de su cargo. /Ruben Cacho
Mitadiel, durante el juramento de su cargo. / Ruben Cacho

Igea asegura que se va a seguir el camino recorrido hasta ahora en la Consejería, pero con un impulso y una manera de hacer las cosas «especial»

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

El gerente regional del Sacyl, el leonés Manuel Mitadiel, aprovechó este lunes la toma de posesión de su cargo para prometer «apoyar y ayudar a todos aquellos que prestan la atención sanitaria», y pidió la colaboración de todos los trabajadores de la Consejería para que los especialistas «tengan las mejores condiciones posibles».

Mitadiel, que prometió su cargo acompañado de la Consejera de Sanidad, Verónica Casado y el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, aseguró tener «la misma ilusión» que hace 36 años, cuando fue nombrado Secretario General de Economía y Hacienda. «Ha pasado toda una vida desde entonces, pero no ha cambiado mi ilusión, ni mis ganas de trabajar y, sobre todo, la vocación de servicio», explicó.

«Vamos a trabajar desde el primer momento y nuestro principal papel es el de apoyar a los profesionales para que presten la mejor asistencia sanitaria posible» por parte de todos los que están al servicio de la sanidad pública, concluyó Mitadiel.

Por su parte, Casado puso en valor su visión por la salud de la población, más allá que la protección de la sanidad y fijó como claves fundamentales de su Consejería los departamentos de Salud Pública y Salud Comunitaria, para solucionar todos los problemas, promover la salud y prevenir la enfermedad.

La consejera pidió «ser efectivos», así como «equitativos y accesibles» en lo económico y en lo geográfico, mejorando estos dos aspectos. «Tenemos que ser eficientes, pero también voy a buscar ser eficaz. Lo que pueda resolver un administrativo no lo tiene que resolver una enfermera», explicó.

«Tenemos que trabajar por dar las mejores herramientas para poder hacer eficacia de nivel», aseguró Casado. Asimismo se refirió también a tener un sistema sostenible, que garantice la seguridad, querido por los pacientes, y una permeabilidad del sistema: comunicación interna para que los profesionales sean competentes pero también estén motivados», concluyó.

Seguir el mismo camino

Finalmente, Igea agradeció a «sus dos amigos» que aceptaran los cargos y formen parte de todos los profesionales que se dedican «al más noble de los oficios del mundo, atender a los que sufren, y ese es el destino de esta Consejería». «Hemos puesto a los mejores», reconoció. El vicepresidente y portavoz, explicó su compromiso de dirigir las políticas, directamente a los ciudadanos, y en el caso de Sanidad, «directamente a los que sufren, a los pacientes que se enfrentan a una enfermedad».

Igea aseveró que se «va a seguir el mismo camino que se ha recorrido durante todos estos años» pero «con un impulso especial y una manera especial de hacer las cosas». Es por ello, que lo primero que se propuso en el Consejo de Gobierno, manifestó Igea, es el borrador de ley de derechos y garantías al final de la vida, «para que puedan ser los pacientes los que decidan cuando se suspende un tratamiento, o cuando necesitan ser sedados, o cuando hay que abandonar un esfuerzo inútil».

«Los pacientes son el centro de nuestra política, por ello solo os pedimos esfuerzo, comprensión por los posibles errores que podamos cometer al principio, y la misma dedicación y entrega que habéis demostrado a lo largo de estos años», terminó Igea.

En el acto, estuvieron también el presidente de las Cortes, Luis Fuentes, el consejero de empleo, Germán Barrios, el secretario general de la Consejería de Transparencia, José Miguel García, y el exgerente del Sacyl, Rafael López, junto a familiares de Mitadiel y los trabajadores de la Consejería de Sanidad.