La Junta pedirá que se incluyan las nuevas plazas MIR de medicina de familia en la oferta de este año

Antonio María Sáez Aguado, consejero de Sanidad./Valverde
Antonio María Sáez Aguado, consejero de Sanidad. / Valverde

El consejero insiste en la necesidad de una convocatoria extraordinaria de MIR para esta especialidad

ICAL

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, pedirá este martes en la reunión con la ministra del área, María Luis Carcedo, y el resto de titulares autonómicos, que sume a la oferta de este año las nuevas plazas de Médico Interno Residente (MIR) para medicina de familia y comunitaria, que ascenderían a 23 en el caso de Castilla y León.

En un comunicado, Sanidad explicó que el Ministerio ha acreditado nuevas unidades docentes o ampliado otras, si bien todavía no ha formalizado esa decisión. Por ello, propondrán que se incorporen a la oferta de este año para la que hay convocadas en todo el país 1.900 plazas. Además, insistirá en la necesidad de estudiar una convocatoria extraordinaria de MIR.

Se trata, por tanto, de sumar las plazas que se han acreditado recientemente en varias comunidades autónomas a las ya convocadas con el objetivo de incrementar el número de médicos que pueden iniciar su especialización. Una medida que según la Consejería de Sandiad en ningún caso perjudicaría «a ninguno de los que se presentan al examen».

Asimismo, Sáez Aguado exigirá a la ministra una mayor agilidad en el procedimiento de homologación de los más de 4.000 extracomunitarios que se encuentran en este momento con procesos pendientes de resolver.

El consejero asistirá a esta primera reunión para abordar estas cuestiones y otras que el Ministerio ha considerado «priorizaciones a muy corto plazo» para tomar decisiones en torno a la Atención Primaria.

No acudirá, según la Junta, a la posterior reunión del Grupo de Trabajo sobre Atención Primaria a la que han invitado a los consejeros. Se trata de una reunión que ya cuenta con representación técnica desde Castilla y León y que ha iniciado recientemente sus trabajos para establecer una Estrategia para la Atención Primaria, en torno a la cual la Consejería explicó todavía «no existe suficiente consenso» por parte de las comunidades y organizaciones profesionales. «El aval político a esta iniciativa requiere previamente documentos y consenso técnico suficiente«, señaló.

Finalmente, la Junta indicó que tanto Castilla y León, como otras comunidades, insisten en la necesidad de la convocatoria de un consejo Interterritorial monográfico, una vez «maduradas« las decisiones de estos grupos de trabajo técnicos para abordar todas las cuestiones relacionadas con la Atención Primaria y las posibles medidas a llevar a cabo.