La Junta atenderá al alumnado con problemas sociales o sanitarios en el colegio

La Junta atenderá al alumnado con problemas sociales o sanitarios en el colegio
M. CHACÓN-ICAL

Sanidad, Educación y Familia publicarán una orden para regular la asistencia en colegios con nuevos enfermeros

Ana Santiago
ANA SANTIAGOValladolid

Es una vieja demanda atendida tan solo con parches o en centros de educación especial o de integración. Los alumnos con enfermedades crónicas que precisen intervención sanitaria en el horario escolar o con otras necesidades sociosanitarias recibirán, a partir del próximo curso, la atención de un enfermero. Estará vinculado al centro de salud pero será personal que pague la Consejería de Educación. Los colegios, en base a la demanda de las familias, crearán un registro con una ficha personal de los alumnos que requieran este tipo de apoyo y, en función de los mismos, se establecerán horarios y tipo de asistencia por parte de Sacyl. Será un derecho y, como tal, no podrá estar sujeto a limitaciones presupuestarias. Un Decreto, que publicará la Junta en próximos días, regulará estos apoyos, también mejorará las aulas hospitalarias y la atención a domicilio además de establecer protocolos de actuación para que los profesores puedan demandar ayuda de urgencia a través de las Emergencias del 112.

El consejero de Sanidad, Antonio Sáez, y el de Educación, Fernando Rey, han presentado el conjunto de medidas que garantizan la atención al alumnado con necesidades sanitarias o sociosanitarias que está escolarizado en centros educativos de Castilla y León. Estas medidas permitirán llevar a cabo una intervención integral con profesionales de los departamentos del Gobierno Autonómico -consejerías de Familia e Igualdad de Oportunidades, Sanidad y Educación- y se regularán en los próximos días mediante una Orden en el Boletín Oficial de Castilla y León (BOCyL), en la que se concretarán los mecanismos de coordinación y cooperación que resulten imprescindibles para prestar una atención global, eficaz y de calidad a las necesidades del alumnado y a sus familias, a través de los correspondientes planes individualizados de intervención.

La presentación de esta nueva normativa es un ejemplo más de políticas educativas de equidad y cohesión social de la Junta de Castilla y León al trabajar la igualdad de oportunidades del alumnado que presenta necesidades sanitarias o socio sanitarias en la Comunidad. La citada Orden se circunscribe en el II Plan de Atención a la Diversidad de la Junta de Castilla y León 2017-2022, elaborado por la Consejería de Educación con la colaboración del resto de departamentos del Ejecutivo, que persigue que ningún alumno de nuestro sistema educativo se «quede atrás» independientemente de sus necesidades.

Precisamente, el II Plan de Atención a la Diversidad en Castilla y León 2017-2022 consolida un modelo educativo en el que prima la atención a todo el alumnado, de manera que se asegure su inclusión, sin olvidar que existe alumnado que requiere unas condiciones especiales para darles una atención educativa de calidad. La diversidad del alumnado es una realidad y debe abordarse desde un enfoque multidisciplinar y desde la perspectiva biopsicosocial, que contemple nuevas modalidades flexibles de escolarización con el objeto de mejorar los resultados educativos de este alumnado, según destacan fuentes de la Junta.

Además, esta norma «se dirige al alumnado más vulnerable, este este caso, por su situación de enfermedad o por necesidades socio sanitarias». En este sentido, el texto normativo trata de avanzar en la plena inclusión educativa y en la equidad, garantizando la igualdad de oportunidades para el pleno desarrollo de la personalidad a través de la educación, superando cualquier discriminación y consiguiendo mejores cotas en la accesibilidad universal al sistema educativo, en cuanto elementos compensadores de las desigualdades personales, culturales, económicas y sociales, con especial atención a las que se deriven de cualquier tipo de discapacidad o situación de especial vulnerabilidad.