La Junta asegura que «ni puede ni quiere» modificar el Estatuto sobre la capitalidad de Castilla y León

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, y el vicepresidente, Francisco Igea, durante el Pleno de las Cortes de Castilla y León./Cacho
El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, y el vicepresidente, Francisco Igea, durante el Pleno de las Cortes de Castilla y León. / Cacho

El consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, califica de «curiosa» la propuesta de De Santiago-Juárez y acusa a UPL de «utilización torticera»

ICAL

El consejero de la Presidencia, Ángel Ibañez, afirmó que la «Junta ni puede, ni quiere modificar» el Estatuto de Autonomía para incluir a Valladolid como capital de la Comunidad y calificó de «utilización torticera» la argumentación del leonesista Luis Mariano Santos.

La polémica abierta por el exvicepresidente de la Junta y actual concejal en el Ayuntamiento de Valladolid, José Antonio de Santiago-Juárez, de presentar una moción en la que se insta a las Cortes a determinar la capitalidad de la Comunidad en la nueva reforma del Estatuto llegó al primer pleno de las Cortes a través de la pregunta de Luis Mariano Santos.

«¿Piensa la Junta de Castilla y León modificar el Estatuto de Autonomía para elegir la capital de esta Comunidad Autónoma?», preguntó el procurador de UPL, que se unió al PP de León para tildar de «ocurrencia» la moción del Grupo Popular de Valladolid y asegurar que «los años y el dinero público para crear identidad no han hecho que yo sea más castellano ni usted más leonés».

En su réplica, el consejero se ciñó a la redacción de la pregunta y argumentó que o bien el procurador reconoce la máxima norma de autogobierno, en relación a cómo se reforma, o acudió a la «tendeciosidad y rédito político».

Así, recordó que la propuesta de reforma se puede plantear a iniciativa de la Junta y una tercera parte de los procuradores y se debe aprobar por dos tercios del pleno y después en las Cortes generales. Sin embargo, subrayó que esos supuestos no rigen en el caso de la ley de Sedes de 1987, ya que no se puede delegar en la Junta. «Desconoce la norma o es una utilización torticera».

Luis Mariano Santos preguntó si en la última reforma del Estatuto PP y PSOE tenían un «acuerdo secreto» para fijar la capitalidad pero «no se atrevieron», como indicó el exvicepresidente, a lo que Ibañez no respondió y sí defendió la legitimidad para que se presente la moción en el consistorio vallisoletano, aunque vaticinó un resultado «incierto».

El parlamentario leonesista se respondió que «no se atrevieron por tensión territorial» e insistió en que se trata de una comunidad con dos regiones y el consejero apuntó a vertebrar Castilla y León, donde defendió que el Procurador del Común tenga su sede en León y el TSJ esté en Burgos.