La Junta acusa al Gobierno central de quitar 9 millones de euros a los dependientes de Castilla y León

La Junta acusa al Gobierno central de quitar 9 millones de euros a los dependientes de Castilla y León
J. LÁZARO-ICAL

La consejera de Familia, Alicia García, critica el Plan Nacional del Alzheimer por carecer de memoria económica y de participación de las autonomías

Ana Santiago
ANA SANTIAGOValladolid

«Venimos muy críticos por el abandono de las políticas sociales» del Estado. La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de Castilla y León, Alicia García, golpeó ayer al Gobierno de Pedro Sánchez donde más le duele, en la falta de desarrollo de las políticas sociales, aspecto del que precisamente, desde el principio de su mandato, ha hecho gala.

El Consejo Territorial que se celebra en Madrid es «precipitado y la primera vez que lo convoca el Ministerio de Sanidad» a las puertas de las elecciones «sin consulta previa, sin conocer los temas y sin saber las causas», destaca la responsable de los Servicios Sociales de la comunidad. Críticas para todos los puntos del día y especialmente para el seguimiento de la Ley de Dependencia. García acusa al Ministerio de Sanidad de «haber quitado a los dependientes de Castilla y León nueve millones de euros». Explica la consejera que el anterior gobierno, del PP, se había comprometido a recuperar financiación para estas prestaciones con un aumento del 6% de la financiación estatal para su aplicación, ya en este 2019, a través de un Real Decreto que el PSOE «tiró a la basura el pasado mes de diciembe, lo cercenó» y sin ningún tipo de sustitución. «Lo único que han hecho en políticas sociales es cambiar de ministros y de directores pero nada por las peronas», acusó.

Alicia García también fue dura con el Plan Nacional de Alzheimer. Criticó «la falta de memoria económica y que la mayoría de las medidas y desarrollos caen sobre las autonomías pero sin nuestra participación. Fue un plan del anterior gobierno del PP, necesario e importante, del que nos han pasado hasta cuatro documentos y no sabemos cual es el válido, desconocemos los avances». Además García ironizó con que «en este festín electoral, cualquier viernes veremos como se aprueba sin contar con las autonomías».

También explicó que sobre la mesa volverá la distribución de los fondos del IRPF que «se aprobarán previsiblemente igual que los del año pasado,recibiremos lo mismo y el resto se analizará en grupos de trabajo que a estas alturas qué criterios se van a contemplar.... Después de la reunión de septiembre no se ha avanzado nada»