El empresario leonés José Luis Ulibarri ingresa en la cárcel de Barcelona

El empresario leonés José Luis Ulibarri ha ingresaod este jueves en prisión./
El empresario leonés José Luis Ulibarri ha ingresaod este jueves en prisión.

Ulibarri, detenido en Valladolid, fue trasladado a los juzgados de Badalona donde prestó declaración entre las 19:00 horas del miércoles y las tres de la madrugada del jueves

J.C. | A.C.León

El juez responsable del Juzgado de Instrucción número 2 de Badalona ha ordenado a primera hora de este jueves el ingreso en prisión, comunicada y sin fianza, del empreario leonés José Luis Ulibarri.

Más información

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha comunicado la decisión después de que el citado empresario prestara declaración durante más de dos horas y se elaborara el correspondiente auto. Todo ello, en el marco de la denominada 'Operación Enredadera'.

Ulibarri, propietario de numerosos medios de comunicación en Castilla y León, pasó la noche del martes detenido en una comisaria de Valladolid, desde donde fue trasladado en la jornada del miércoles a Badalona, donde paso a disposición judicial.

Su declaración, según fuentes judiciales, junto a la de otros de los detenidos, arrancó en torno a las 19:00 horas y se prolongó hasta las 3:00 horas de este jueves. El empresario ya ha ingresado en la cárcel de Brians I, el centro de referencia para presos preventivos en Barcelona.

El magistrado titular del Juzgado de Instrucción nº2 de Badalona acordó prisión provisional, comunicada y sin fianza para dos de los detenidos, uno de ellos Ulibarri, al que el TJS de Cataluña se refiere como «un importante empresario de Castilla y León ya procesado por otra causa de corrupción».

Asimismo, acordó la libertad con medidas cautelares, como retirada de pasaporte y personaciones periódicas ante la autoridad judicial, para los otros tres investigados, cuya identidad no ha sido facilitada.

Este segundo grupo de cinco detenidos, puestos a disposición judicial, tienen sus residencias en Madrid, concretamente en la capital, Fuenlabrada, Majadahonda, Villanueva de la Cañada.

Entre los leoneses arrestados, se encuentra el empresario maragato Ángel Luis García Martín así como y Miguel Hernán Manovel García, la mano derecha de José Luis Ulibarri.

Los primeros en comparecer ante el juez fueron dos responsables de la empresa Gespol, el jefe de la policía local de Tiana (Barcelona) y un informático del Ayuntamiento de Mollet del Vallès (Barcelona), y tras las declaraciones uno de ellos ingresó en prisión y el resto quedó en libertad con cargos.

Nuevas rondas testisficales

La Policía Nacional continuará durarte el día de hoy la puesta a disposición judicial del resto de los detenidos pendientes de comparecer ante el magistrado instructor.

En este turno está previsto que pasen a disposición judicial el diputado de Ciudadanos, Juan Carlos Fernández, su asesor, Sadat Maraña, y el exconcejal del PSOE en Astorga, Juan José Simón.

El juez tomó este martes declaración a nueve de los 50 detenidos en esta macrooperación y ordenó el ingreso en prisión sin fianza para tres de ellos, mientras los demás quedaron en libertad con medidas cautelares, informó el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

Los investigados por este caso están acusados de delitos de prevaricación administrativa, fraude en la administración pública, malversación de caudales públicos, tráfico de incluencias, falsedad documental, y cohecho entre otros delitos.

Escuchas telefónicas

La trama de la 'Operación Enredadera' intervenía en amaños para la implantación de servicios relacionados con la regulación y control del tráfico en diferentes puntos de España.

Para ello se valían no solo de representantes públicos sino también de funcionarios e incluso polías locales.

Durante la investigación habría sido determinante las evidencias evidencias cosechadas, en la que resultaron determinantes las escuchas a los principales implicados.

A lo largo de la mañana de este jueves de decidirá las acusaciones y el posible ingreso en prisión de Sadat Maraña, Juan Carlos Fernández y Juan Simón Callejo.

 

Fotos