Juan Vicente Herrera ofrece 20 razones para mantener a Sáez: «Es un gran consejero»

Juan Vicente Herrera, durante el pleno./Chacón
Juan Vicente Herrera, durante el pleno. / Chacón

Tudanca y Fernández piden el cese del responsable de Sanidad y que se escuche la voz de la calle y el presidente les acusa de «utilizarle de chivo expiatorio»

ICAL

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, proclamó este martes que Antonio María Sáez Aguado es un «gran consejero» de Sanidad y mantuvo su «confianza y agradecimiento» a través de 20 razones, frente a la petición de cese formulada por los portavoces socialista, Luis Tudanca, y de Podemos, Pablo Fernández.

En el pleno de las Cortes, el primero de este nuevo periodo de sesiones y último de la presente legislatura, Tudanca y Fernández solicitaron el cese de Sáez y pidieron a la Junta que «rectifique» su política sanitaria, después de la 'marea blanca' que se manifestó en las calles de Valladolid y en otros puntos de la Comunidad. El presidente les respondió con una defensa cerrada del consejero y con la acusación a la oposición de que «se han lanzado al acoso, derribo y captura como chivo expiatorio».

Tudanca acusó a la Junta de «hacer oídos sordos, de mentir y de echar balones» fuera después de la manifestación y ante los problemas en la sanidad y subrayó que se ha dejado de ofrecer 467 plazas. «Rectifique, señor Herrera. Ya no le cree nadie», espetó. El portavoz socialista antepuso como en estos meses el Ministerio de Sanidad ha universalizado la sanidad, eliminado copagos, creado un grupo para abordar la atención primaria y sacado un cinco por ciento de plazas MIR, 200 más.

Luis Mariano Santos (UPL) durante el pleno de este martes.
Luis Mariano Santos (UPL) durante el pleno de este martes.

El presidente de la Junta ironizó con que en la cartera de Sanidad existe «tratamiento contra la ansiedad electoral» y censuró su «olvido y mentira», para también recriminarle que «las fuertes tensiones» existentes en el conjunto del Sistema Nacional de Salud, del déficit de profesionales y de la reforma de la financiación con un apartado para la sanidad, como él mismo reclamó en la última Conferencia de Presidentes.

«Se lanzan al acoso y derribo de un chivo expiatorio -perdón Antonio por llamarte chivo expiatorio», replicó Herrera, que aseguró que es «un gran consejero», añadió que lo está haciendo «bien» y que tiene toda su «confianza y su agradecimiento».

El portavoz de Podemos también pidió el cese de Sáez y criticó que el presidente y el consejero se atrincheren ante el consenso general, en una comunidad que «no es proclive a salir a la calle», de defensa de sanidad pública y salida de su titular, después de enumerar una serie de problemas, entre ellos la falta de profesionales o los problemas en la Atención Primaria.

Trayectoria y compromiso

«Hay muchas razones para mantener la confianza en el consejero. Sabía que se iba a incorporar a la caza y captura del chivo expiatorio», respondió Herrera, que se mostró satisfecho con llevar la contraria a ambos portavoces ante la «trayectoria y compromiso» de Sáez con la sanidad pública.

El presidente se detuvo en desgranar las 20 razones para, a su juicio, mantener la confianza en el titular de Sanidad: no ha suprimido ningún centro, ha devuelto a los profesionales las condiciones laborales dignas, ha mejorado la sanidad por encima de la media, el gasto ha aumentado un 10 por ciento per cápita, y ha apostado por la sanidad pública.

A ello unió el pacto con 60 entidades, el pacto que busca con los grupos de las Cortes en Atención Primaria, la mejora del calendario de vacunaciones, la apertura de nuevos servicios, la mejora en el I+D+i sanitario con 300 proyectos, la convocatoria de 7.200 plazas, la generalización del sistema único, el aumento en inversiones y equipamiento, la menor lista de espera y la caída en un 30 por ciento en cirugía y, finalmente, que Castilla y León es la comunidad con menor mortalidad por edad y con más esperanza de vida.

Si Tudanca y Fernández colaron en el debate que el PP vulnere los derechos de los procuradores en su labor de representación, en alusión a la sentencia del Tribunal Constitucional en referencia al bloqueo de la comisión de las eólicas, el presidente mencionó a Nicolas Maduro que «le verá como un gran gobernante cuando se trata de un tirano como dijo mi presidente» (Pedro Sánchez).

El presidente de la Junta calificó de «falso» el cierre de centros de salud, que el gasto haya caído y apeló a los datos del Barómetro sanitario. «Se han perdido cuatro años para blindar la sanidad con el mapa de unidades básicas», reprochó a Tudanca por su negativa a respaldar este proyecto de ley.

Ambos portavoces acusaron a la Junta de «destrozar» y «cargarse» la sanidad con sus medidas. «Van a morir de éxito, pero no lo vamos a tolerar», advirtió Tudanca. Herrera replicó que la sanidad es una prioridad y trabajarán en su mejora hasta el final de la legislatura, para indicar al socialista que «no se deje llevar por el ansía electoral» y convierta la sanidad en un debate «sectáreo». «La sanidad se defiende, no se vende», remató Fernández.