Hallan el cuerpo de otro jubilado que murió solo en su casa del Camino de Renedo en Valladolid

Los agentes de la Policía Nacional, a las puertas del bloque del Camino Viejo de Renedo./Alberto Mingueza
Los agentes de la Policía Nacional, a las puertas del bloque del Camino Viejo de Renedo. / Alberto Mingueza

Con su fallecimiento son ya cuatro las personas mayores encontradas sin vida en la soledad de sus hogares este mes

J. Sanz
J. SANZValladolid

La llamada de los vecinos, debido al mal olor que habían detectado desde hacía días en el portal, ha movilizado este viernes por la mañana a la Policía Nacional, cuyos agentes han localizado el cuerpo sin vida de otra víctima de la soledad, la cuarta en lo que va de mes y la novena del año, en el interior de su domicilio de un bloque de pisos situado en el Camino Viejo de Renedo, entre el paseo de Juan Carlos I y la carretera de Renedo, al borde de Los Santos Pilarica. La víctima es un jubilado de 75 años que, según todos los indicios, falleció «varios días antes» por causas naturales.

Nadie, al igual que ocurrió en la mayoría de los casos anteriores, le echó de menos hasta que el calor de los últimos hizo que el mal olor alertara a los vecinos de este inmueble de dos alturas, en el que la mayoría de los vecinos son de alquiler y apenas se conocen, según han lamentado ellos mismos después de comprobar lo ocurrido.

Los vecinos han alertado a la Policía ante el mal olor en el portal de la vivienda

La víctima, cuya identidad responde a las iniciales A. R. G., de 75 años, fue hallada sin vida pasadas las diez de la mañana. Su cuerpo ha sido trasladado al mediodía al Instituto de Medicina Legal para realizar el examen forense, si bien todo apunta a que falleció por causas naturales y tiempo antes de ser encontrado su cuerpo, ya en avanzado estado de descomposición, tendido en una de las estancias de su vivienda.

La muerte de este jubilado de 75 años, que vivía solo, se suma a las registradas en circunstancias similares los días 3, 9 y 15 de julio, cuando fueron localizados sin vida una mujer de 83 años en la calle Tórtola (Pajarillos), un hombre de 85 en la calle Ebro (Delicias) y otro varón de 67 en la calle Moraña (Las Villas). En lo que va de año son ya nueve los casos conocidos de víctimas de la soledad solo en la capital vallisoletana.