García y Marcos no estarán en el banco azul en el último pleno de las Cortes, pero sí en la bancada del PP

Comparecencia de la cabeza de lista al Congreso de los Diputados por la circunscripción de Ávila, Alicia García. /Muñoz
Comparecencia de la cabeza de lista al Congreso de los Diputados por la circunscripción de Ávila, Alicia García. / Muñoz

Las actuales titulares de Familia y de Agricultura habrán cesado como miembros del Gobierno el 26 de marzo al ser candidatas al Congreso por Ávila y Palencia

ICAL

Las actuales consejeras de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, y de Agricultura y Ganadería y portavoz del Ejecutivo, Milagros Marcos, no se sentarán en el banco azul de las Cortes en el próximo pleno, previsto para los días 26 y 27 de marzo, sino en la bancada del Grupo Popular ya que ese día no serán miembros del Gobierno autonómico al haber tenido que cesar por ser candidatas oficialmente al Congreso por Ávila y Palencia.

Los partidos tienen que presentar las candidaturas a las elecciones generales del 28 de abril entre los días 20 y 25 de marzo, de manera que en el último pleno de las Cortes de esta legislatura habrán tenido que renunciar en sus cargos de consejeras y, por tanto, no estarán en el banco azul del Parlamento de Castilla y León, pero sí en la bancada popular como procuradoras por Ávila y Palencia.

La candidatura al Congreso de los Diputados no es incompatible con el escaño de procuradoras en las Cortes hasta el momento en el que tengan que recoger el acta de electas, es decir tras el 28 de abril, momento en el que sería preciso su dimisión como parlamentarias autonómicas, pero ese caso no se da en el próximo y último pleno de la legislatura, explicaron a Ical fuentes del Grupo Popular.

Sin embargo, no llegarán a la sesión plenaria como consejeras del Gobierno de Juan Vicente Herrera pues éste habrá firmado el decreto de cese antes de que el Partido Popular presente las candidaturas al Congreso, cuyo último día es el 25 de marzo, conforme al calendario de convocatoria de las elecciones del próximo 28 de abril.

De esa manera, la actual titular de Familia e Igualdad de Oportunidades no podría presentar ante el pleno dos proyectos de ley de su departamento, los de acceso al entorno de las personas usuarias de perro de asistencia en la Comunidad y por el que se promueve la adopción en el ámbito público y privado de medidas dirigidas a la conciliación de la vida personal, familiar y laboral y a la eliminación de la brecha salarial de género de Castilla y León, cuya aprobación se prevé en la última sesión de las Cortes.

En el caso de Pilar del Olmo, titular de Economía y Hacienda, como candidata a la Alcaldía de Valladolid se rige por el calendario de las municipales del 26 de mayo y la incompatibilidad se producirá en el momento de registrar las listas locales en la Junta Electoral, es decir entorno al 20 de abril.

No obstante, si el presidente del PP, Pablo Casado, optará por que Pilar Del Olmo fuera también candidata al Senado tendría que renunciar al cargo de consejera antes de la presentación de las listas en la Junta Electoral y estaría en la misma situación que sus compañeras de Gobierno Alicia García y Milagros Marcos.

De manera que ambas terminarían su mandato como procuradoras en las Cortes de Castilla y León por Ávila y Palencia, ya que el Parlamento de la Comunidad se disolverá a finales de este mes por la convocatoria de las elecciones autonómicas del 26 de mayo y ninguna de las dos es miembro de la Diputación Permanente, órgano que en ese periodo vela por los poderes de la Cámara.

No es esa la situación de la socialista Mercedes Martín, que será la nueva delegada del Gobierno en Castilla y León en sustitución de Virginia Barcones. Antes de su nombramiento y para su toma de posesión tendrá que renunciar a su acta de procuradora por Ávila y su grupo la tendrá que remplazarla en la Diputación Permanente de las Cortes.

Ante las vacantes en la mesa del Consejo de Gobierno de la Comunidad, fuentes consultadas desconocen si el presidente Juan Vicente Herrera decidirá encargar las funciones de García y Marcos a otros consejeros o nombrar para para esos cargos a los números dos de esos departamentos. El Ejecutivo, una vez celebradas las elecciones, estará en funciones hasta la investidura del nuevo presidente y la formación de su Gabinete. En anteriores legislaturas, esto se ha producido en los primeros diez días de julio.