Un estudio del BBVA revela que más de la mitad de los habitantes de la Comunidad viven en ciudades

Jubilados, en una imagen de archivo./
Jubilados, en una imagen de archivo.

Este proyecto indica que las áreas urbanas ocupan un 3% de la superficie total de la comunidad, y concentran más del 65% de afiliados a la Seguridad Social

LEONOTICIASLeón

El tamaño es relevante para determinar el potencial de crecimiento futuro de ciudades como León, pero no es el único factor. Las estrategias de innovación pueden ser clave para su desarrollo, según el observatorio 'Tendencias en la urbanización: riesgos y oportunidades' de BBVA Research. La gestión de la contaminación, la cooperación entre ciudades y la aplicación de tecnologías big data en la actividad urbana, son algunos de los retos a los que se enfrentan las grandes urbes.

Las ciudades son lugares donde se concentra la población, facilitando la existencia de economías de escala y aglomeración, lo que las convierte en espacios de oportunidad para el desarrollo económico y la mejora del bienestar social. Pero también soportan costes crecientes, cuyas señales más evidentes son la contaminación, la congestión o los elevados precios de la vivienda. Ciudades de un tamaño intermedio, por tanto, pueden llegar a ser más dinámicas o dar lugar a una mejor calidad de vida que las megaciudades.

En este sentido, el estudio de BBVA Research subraya que el tamaño no es el único factor que influye en el desarrollo de las ciudades. El tamaño óptimo de una ciudad puede alterarse a través de múltiples factores, como mejores infraestructuras, una mejor gobernanza, la especialización sectorial, la apertura de la economía, o el mayor tamaño del país y de las empresas.

A estos factores se unen también las nuevas tecnologías, que pueden contribuir a desplazar el límite de crecimiento en ciudades grandes (con una disminución de la congestión), pero también facilitarlo en ciudades de menor tamaño (reduciendo virtualmente las distancias y, por tanto, sus costes asociados.

La concentración urbana favorece las economías de escala, lo que permite un uso más eficiente de los recursos y se refleja en la generación de empleo y de riqueza, y en el consumo y en el gasto de los hogares. El conjunto de las áreas urbanas castellano y leonesas está compuesto por todas las capitales de provincia con sus áreas de influencia y la ciudad de Ponferrada.

Ocupan un 3% de la superficie total de la comunidad, y concentran más de seis de cada diez afiliados a la Seguridad Social (66,7%), casi diez puntos por debajo de la media nacional (75,4%). En cuanto al conjunto de la población, el 53,7% vive en las áreas urbanas.

Además, las áreas urbanas de Castilla y León concentran menos riqueza que en el resto del país. La renta per cápita de las grandes áreas urbanas castellano y leonesas es de un 105,8% respecto a la media de la comunidad, mientras que en el conjunto de España alcanza un 107,4%.