VOX denuncia la resistencia de los barones del PP a cerrar sus «chiringuitos» en Casatilla y León

El secretario general de VOX, Javier Ortega Smith, visita Zamora para participar en un acto bajo el epígrafe «España viva». /J.L.Leal
El secretario general de VOX, Javier Ortega Smith, visita Zamora para participar en un acto bajo el epígrafe «España viva». / J.L.Leal

El número dos de VOX asegura que «apoyará especialmente» a la ganadería, la agricultura y el turismo rural para que sean «focos de atracción»

ICAL
ICALZamora

El secretario general de VOX, Javier Ortega, afirmó este domingo haber encontrado «resistencia por toda Castilla y León» por parte de los denominados «barones» populares en cuanto a «reducir clientelismo, gasto político innecesario» y subvenciones. «Llevan toda la vida en el Partido Popular y no están dispuestos a que se cierren sus chiringuitos particulares, que también los hay», señaló. «En Andalucía hemos criticado el cortijo andaluz pero es que los feudos del Partido Popular en muchas zonas de España son exactamente lo mismo en comunidades autónomas, diputaciones y ayuntamientos», añadió.

Ortega Smith hizo estas declaraciones, junto con la vicesecretaria nacional de Implantación Territorial, Salud Anguita, y el coordinador y el «futuro» presidente de la Comisión Gestora, Javier Alcina, en el Hotel Sercotel Horus, en la capital zamorana, antes de participar en un acto al que asistieron más de 300 personas, dentro de la gira «España viva», que el sábado le llevó a Orense.

«La campaña electoral ya ha empezado. Para nosotros comenzó el 2 de diciembre, el día de las Elecciones Andaluzas. Una vez que hemos terminado la campaña andaluza, hemos comenzado ya la campaña a las Elecciones Municipales y Autonómicas en el resto de España», aseguró. «Estamos desarrollando la campaña de las Elecciones Generales en cuanto el ocupa de La Moncloa decida cumplir la promesa que hizo a los españoles de que sería una cuestión temporal», añadió.

En este sentido, Javier Ortega consideró que la moción de censura por la que Sánchez llegó Gobierno de España fue «legal pero ilegítima», ya que estuvo apoyado «por los proetarras de Bildu, los totalitarios de Podemos, de la extrema izquierda y los golpistas del PDeCat y de Esquerra Republicana, lo que resulta bastante ilegítimo desde un punto de vista democrático».

Despobalción

Javier Ortega expresó su «preocupación» por la despoblación en la provincia de Zamora. «Tiene un gravísimo problema. Se ha abandonado el mundo rural, no se está dando una alternativa real a quienes quieren invertir en el campo y nosotros vamos a enfocar nuestra propuestas en que haya un verdadero desarrollo en las comunicaciones terrestres para que se pueda llegar hasta el último municipio y también la comunicación digital, para que la comunicación por fibra óptica llegue hasta el último de los municipios», indicó. «Luego vienen los incentivos. Tenemos que lograr que las empresas quieran venir a invertir y hay que ayudarles, desburocratizando los trámites. Nos dicen varios empresarios que es un verdadero infierno conseguir las autorizaciones y licencias para implantar un negocio o actividad en el ámbito rural», agregó.

El número dos de VOX aseguró que «apoyará especialmente» a la ganadería, la agricultura y el turismo rural para que sean «focos de atracción» y apostilló: «Tenemos que lograr que a esta provincia quiera venir nueva población y, para eso, necesitamos que haya posibilidades reales de desarrollar económicamente y socialmente la provincia».

Javier Ortega, quien tildó de «furibundas» las «etiquetas» asignadas a su formación política, especialmente por lo que a los postulados sobre inmigración se refiere, defendió que es «buena» en caso de déficit poblacional. «Queremos que esa población que venga a trabajar y que cumpla los requisitos pueda encontrar en esta provincia un lugar donde poder desarrollar su vida, especialmente, aquellos que venga de países latinoamericanos, con conocimiento y tradición agrícola», dijo.

Por otra parte, consideró que el PP de Pablo Casado es «el de siempre pero con maquillaje y marketing» y aseguró que «nos copia en el discurso y que no es creíble«, ya que «quienes han tenido la mayoría absoluta y no han hecho nada, ahora nos quieren convencer de que las cosas van a cambiar porque ha cambiado el presidente».

Igualmente, insistió en que VOX no tiene «ningún tipo de restricciones en la defensa de la lengua española», mientras que el PP «tiene a Feijoo en Galicia, haciendo justo lo contrario y al PP de Baleares, volcado en el pancatalanismo».

De esta forma, hizo hincapié en que su partido se mueve «por principios» y que el discurso es coincidente «desde el primer minuto, cuando nacimos y nadie nos daba siquiera un concejal, hasta el próximo mes de mayo, cuando se nos de entre 30 y 50 diputados nacionales».

El acto de VOX contó con una destacada presencia de la Policía Nacional de Zamora y de Valladolid, con cerca de una veintena de efectivos frente a la entrada principal del hotel y también en las calles aledañas.

Unas veinte personas, la mayoría, jóvenes, se reunieron frente al hotel para gritar consignas como «Fuera los fascistas de Zamora», «Vox, a la hoguera», «Alerta antifascista», «Vosotros, fascistas, sois los terroristas» y «Zamora será la tumba del fascismo», además de increpar a ciertos medios de comunicación.