Los Bomberos auxilian a una mujer de 95 años que estaba impedida en su casa del Hospital Militar

Inmueble del númeor 35 de la calle Hípica, donde se produjo la falsa alarma/J. Sanz
Inmueble del númeor 35 de la calle Hípica, donde se produjo la falsa alarma / J. Sanz

Los vecinos se vuelcan en la ayuda a un hombre de 96 años que pulsó por error el avisador de teleasistencia en su piso de la calle Hípica

J. Sanz
J. SANZ

Los efectivos del Cuerpo de Bomberos volvieron a acudir en dos ocasiones durante el pasado fin de semana a realizar otros tantos rescates de personas mayores que se encontraban solas en sus domicilios del paseo del Hospital Militar y en la calle Hípica. La ayuda en el primer domicilio, donde reside una mujer de 95 años, llegó a tiempo y en el segundo, donde vive un hombre de 96, resultó ser una falsa alarma al activar por error el inquilino el avisador de emergencia del servicio de teleasistencia.

Pero fue en esta segunda vivienda, situada en un cuarto piso del número 35 de la calle Hípica, donde se demostró la eficacia de este sistema de emergencia para combatir el drama de la soledad que este año se ha cobrado ya la vida de cuatro personas mayores que vivían solas. Su inquilino, de 96 años, pulsó el avisador al filo de la una de la madrugada de ayer y en pocos minutos acudieron al inmueble bomberos, sanitarios y policías. «La casa se llenó de gente y, al no contestar al timbre, un cerrajero que vive en el bloque decidió forzar rápidamente la cerradura para facilitar la entrada de los servicios de emergencia sin esperar a que los bomberos desplegaran la escala para entrar por la ventana (del cuarto piso–», relataron ayer los residentes antes de destacar que el hombre, por fortuna, estaba dormido plácidamente y en perfecto estado de salud. «Fue un susto, pero se encontraba bien», destacaron sus vecinos antes de aclarar que estos días estaba solo debido a que su mujer está hospitalizada.

El sábado, a las 12:20 horas, fueron los allegados de una mujer de 95 años los que alertaron de que no respondía a sus llamadas en su casa del número 36 del paseo del Hospital Militar. Allí sí accedieron los Bomberos a tiempo de ayudar a la víctima, que se encontraba impedida. Fue evacuada en ambulancia al hospital.

Temas

León