Arrimadas defiende el acuerdo de PP y Cs en Castilla y León por los compromisos en regeneración

Inés Arrimadas./EFE
Inés Arrimadas. / EFE

La portavoz de Cs asegura que ahora les toca gobernar, tras estar cuatro años en la oposición

ICAL

La portavoz de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Inés Arrimadas, defendió hoy el acuerdo programático alcanzado por su partido y el PP en Castilla y León y que sirve de base para las negociaciones para un ejecutivo conjunto.

En una entrevista en el programa 'Espejo Público' de Antena 3, Arrimadas destacó que en Castilla y León han conseguido «cosas muy importantes» con el pacto sellado con el Partido Popular, puesto que destacó propone eliminar aforamientos, limitar los mandatos, proteger a los denunciantes de casos de corrupción y controlar las subvenciones que admitió los 'populares' llevaban «muchos años dando a dedo»

«Si el PP tuviera mayoría no haría nada de esto, ni el PSOE tampoco», afirmó la portavoz de Cs, quien insistió en que la garantía de cambio y regeneración en la Comunidad pasa porque su formación forme parte del Ejecutivo autonómico. «Ahora estamos nosotros dentro y podemos exigir cosas», dijo.

Arrimadas responde a Igea: «Había un acuerdo de no hacer a Pedro Sánchez presidente que hay que cumplir»

La portavoz de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Inés Arrimadas, rechazó hoy la propuesta del candidato a la Junta de Cs, Francisco Igea, quien propuso que su partido hiciera una propuesta a Pedro Sánchez para facilitar su investidura como presidente del Gobierno.

«Había un acuerdo de no hacer a Pedro Sánchez presidente que hay que cumplir», afirmó en una entrevista en el programa Espejo Público. Además, puso de manifiesto que esta crisis de los partidos se produce «por mantener» la posición que llevan manteniendo meses.

«Es una decisión mayoritaria en la ejecutiva que se ha tomado por unanimidad también», destacó. «La gente que está en casa y no quiere que su voto sirva para que Sánchez sea presidente es tan patriota como los que no quieren que sea presidente», defendió.

Cree que los últimos movimientos del PSOE en Navarra justifica aún más su posición. Ella misma recordó que estuvo en los últimos días en Pamplona para intentar «que el PSOE rectificara y no se fuera con Batasuna o Geroa Bai».

Asimismo, Arrimadas aseguró que respeta la decisión de los que han sido sus compañeros y destaca que «hubo un acuerdo por unanimidad para no hacer a Sánchez presidente» y cree que hay que respetar esos acuerdos.

También consideró importante que después de cuatro años de responsabilidad en la oposición puedan gobernar y se erige como una «garantía en la renovación». Además, confirmó que Albert Rivera fue a ver a Sánchez y negó que le haya dado plantón al presidente del Gobierno en funciones. Sin embargo, matiza que «no hacen falta tantas reuniones para decir que ha plantado su investidura».

Para Arrimadas el PSOE está haciendo un «teatrillo» para presionar que apoyen la investidura de Sánchez, pero reconoe que ella viene de Cataluña y está acostumbrada a ello: «He soportado muchas presiones y no me asustan», atajó. Finalmente, lamentó que Manuel Valls le diera la alcaldía a Ada Colau «sin condiciones» y cree que podían haberse barajado otras alternativas.

Después de cuatro años de «responsabilidad» en la oposición, Arrimadas subrayó que han ido «humildemente aprendiendo», puesto que aseguró todos tienen una profesión fuera de la política. «Ahora nos toca gobernar», concluyó.