Rey aboga por «entroncar mucho más» la FP con el empleo y mejorar también los «recursos puramente educativos»

Fernando Rey, consejero de Educación./Miriam Chacón
Fernando Rey, consejero de Educación. / Miriam Chacón

Germán Barrios indica que Castilla y León trata de «ponerse en el camino y el espejo» de países europeos como Alemania y Austria «que tienen un buen modelo de FP dual»

ICAL

El consejero de Educación, Fernando Rey, consideró este martes que, como ocurre en otros países de Europa, en la comprensión de la Formación Profesional hay que «dar un giro copernicano» y, por un lado, tratar de «entroncarla mucho más» con el empleo pero, por otro, mejorar también los «recursos propiamente educativos». Así lo puso de manifiesto en la inauguración de una jornada sobre FP Dual sobre un proyecto europeo donde Castilla y León participa como socio junto a Austria, Alemania, Francia y Portugal.

«Nuestros alumnos de FP, por ejemplo, aprenden menos idiomas y hay menos tendencia a la diversidad que en la enseñanza ordinaria y a luchar contra el abandono escolar. Está un poco en tierra de nadie y, aunque hay que mejorar los aspectos propiamente formativos, también se debe conectarla mucho más con el mundo laboral», apuntó.

En cuanto al proyecto europeo, el consejero señaló que se trata de «afinar y mejorar» la FP dual al considerar «vital» intercambiar con otros países distintas experiencias. «El modelo europeo en general conecta mucho mejor el mundo laboral y el del empleo con la Formación Profesional, y aquí está más incardinada con la educación. La idea es que no hubiera dos departamentos diferentes si no uno y creo que sería lo mejor para nuestro país», indicó.

Rey añadió que lo más parecido a lo que se hace en Europa en FP es el modelo vasco con un trabajo más extenso y unión entre las consejerías de Educación y Empleo, pero la estructura sigue «siendo bipolar». Básicamente, concretó que otros países del continente los alumnos de dual «tienen un contrato de aprendiz y aquí no es así, y distinguimos mucho entre los alumnos que son de Formación Profesional inicial aunque estén en dual. No hay un abordaje sistemático y existe un margen de mejora».

Buena percepción

No obstante, precisó que en la sociedad «está cundiendo la percepción» de que la calidad de la enseñanza de FP «es extraordinaria» como lo demuestra el hecho de que ocho de cada diez alumnos encuentran empleo antes de un año al terminar lo que han estudiado. «En algunos casos son trabajos muy bien remunerados y esto es un efecto muy positivo y el grado de inserción es muy alto, un 80 por ciento en ciclos superiores, mientras que en otros grados no baja del 60 por ciento», resaltó.

Además, el consejero añadió que sobre todo la Formación Profesional de grado superior funciona «fantásticamente», la de grado medio «prácticamente igual» y la básica cumple la función de «apoyo a alumnos» que prefieren dar ese salto y retomar más adelante otros estudios ordinarios que dejó. «Muchos universitarios hacen luego FP y al revés y esa intercambialidad y fungibilidad siempre es una buena noticia, ya que este tipo de enseñanza tiene músculo, un itinerario educativo de éxito y es una opción más que sensata para las familias», recordó.

Interés compartido

La jornada sobre el proyecto europeo de FP dual se llevó a cabo en la sede del Consejo Económico y Social (CES) cuyo presidente, Germám Barrios, dijo que la entidad que representa tiene «un interés compartido» con la Consejería de Educación para avanzar «en una mejor y más atractiva» Formación Profesional. «Se están poniendo para ellos los hitos en este último año y se ha alcanzado la cifra de 40.000 alumnos, lo que supone un aumento del 20 por ciento respecto al pasado curso y ahora mismo son más que en Bachillerato, que se cifran en 33.000, y se va en el buen camino», dijo.

Por ello, sostuvo que Castilla y León trata de «ponerse en el camino y el espejo» de países europeos como Alemania y Austria «que tienen un buen modelo de FP dual», algo que consideró es «básico» ya que en España, aunque ha bajado, el desempleo juvenil «sigue siendo alto» con un 28,2 por ciento, mientras en el resto de Europa la media está en un 14,2 por ciento. «En las FP intermedias hay poca gente y este tipo de estudios hay que hacerlos mucho más atractivos al tener un alta demanda de empleabilidad y hacer del aprendizaje una forma de formarse», concluyó.

 

Fotos