La embotelladora de agua de Folgoso de la Ribera que cierra «sin previo aviso» firmó un contrato con una gran cadena de supermercados

La embotelladora de agua de Folgoso de la Ribera que cierra «sin previo aviso» firmó un contrato con una gran cadena de supermercados

Los 16 trabajadores que se verán afectados se concentrarán este lunes a partir de las 11:00 horas en la fábrica para reclamar soluciones a las administraciones y mantener la actividad de la fábrica

D. ÁLVAREZ
D. ÁLVAREZLeón

Los 16 empleados despedidos de la planta embotelladora de agua de la localidad berciana de La Ribera de Folgoso se manifestarán este lunes, a partir de las 11 horas, en las inmediaciones de la fábrica como protesta por el cierre «sin previo aviso» de la industria y el «despido improcedente» de toda la plantilla, avanzó Mari Carmen González, representante de los trabajadores. Los empleados alertan de la «importante repercusión» de este cierre en la economía del Bierzo Alto y reclaman soluciones a las administraciones para mantener la actividad en la fábrica.

Al respecto, los empleados exigen «unas condiciones justas y legales» y «una explicación de la situación», que se remonta al pasado 8 de noviembre, cuando los trabajadores de la embotelladora recibieron un mensaje donde se les informaba de que la totalidad la plantilla había cursado baja en la Seguridad Social.

«Esa fue toda la información que recibimos y la única que hemos recibido a día de hoy por parte de la empresa», lamentó González, que explicó que sin la notificación oficial en forma de carta de despido los empleados no pueden acogerse al paro. «Queremos que alguien nos dé alguna explicación que justifique el cierre de la planta, que nos expliquen cuál es la causa real», remarcó.

En ese sentido, cabe recordar que el administrador único del fondo de inversión propietario de la embotelladora, Jaime Carlos Bagur, está relacionado con el escándalo de los centros odontológicos iDental, que se investiga dentro de la operación Apolonia.

El procedimiento judicial seguido en la Audiencia Nacional contra los exdirectivos de iDental supuso el pasado 11 de octubre el ingreso en prisión provisional y sin fianza de Bagur y de otros acusados, a los que se presume autores de los delitos de estafa, apropiación indebida, falsedad documental, administración fraudulenta, alzamiento de bienes y blanqueo de capitales.

La congelación de las cuentas bancarias de los implicados por orden judicial hace imposible desde entonces tanto el pago de nóminas como los distintos pagos a proveedores, una situación que provoca que los empleados acumulen el impago de sus salarios correspondientes a los meses de septiembre y octubre. Al respecto, González alertó de la «importante repercusión en la industria y economía de la zona» que tendría el cierre definitivo de la planta y pidió la implicación de la ciudadanía de los pueblos aledaños en la movilización de mañana.

En esa línea, reclamó soluciones a las administraciones para mantener la actividad en la fábrica, que había cerrado en fechas recientes un contrato de distribución con una importante cadena de supermercados, lo que garantizaba la viabilidad futura de las líneas de producción de la fábrica. «Queremos que nos echen una mano para que la fábrica tenga continuidad en los puestos de trabajo,

Queremos hacernos oír para que alguien pueda hacer algo», reivindicó la representante de los empleados, que anunciaron que continuarán con las manifestaciones hasta que se les dé «una respuesta y una solución oficial por parte de las administraciones competentes, ya que por parte de la empresa no se mantiene ningún tipo de comunicación».

 

Fotos