CSIF reclama a la Junta la equiparación salarial y la reducción de las horas lectivas para los profesores de la enseñanza pública

CSIF reclama a la Junta la equiparación salarial y la reducción de las horas lectivas para los profesores de la enseñanza pública

El sindicato acusa al Ejecutivo autonómico de «hurtar» la negociación a los empleados públicos y llevarla al Diálogo Social donde «no nos sentimos representados»

ICAL

La Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF) reclamó este jueves al consejero de Educación la equiparación salarial y la reducción de las horas lectivas para los profesores de la enseñanza pública de Castilla y León. Así lo puso de manifiesto la presidenta del sector de Educación del sindicato en la Comunidad, Isabel Madruga, quien lamentó un avance de otras comunidades en estas materias que no ha seguido Castilla y León. Para invertir esta tendencia, se ha registrado un escrito dirigido al consejero de Educación, Fernando Rey, en el que se pide una reunión para abordar estas peticiones.

Estos asuntos también se han puesto sobre la mesa en la jornada organizada este jueves por el sindicato en la que unos 80 delegados y liberados se han dado cita en el hotel Juan de Austria de Valladolid para analizar y valorar la situación de la educación en Castilla y León después de los recortes.

Madruga recordó que el pasado mes de abril se inició una campaña en la que se pedía apoyo para los docentes de la enseñanza pública de Castilla y León para la equiparación salarial y la homologación con otras comunidades, ya que cifró en 300 euros el salario inferior de lso docentes de la Comunidad respecto a otros territorios. Para evitarlo, se han recogido 3.600 firmas de docentes que piden la convocatoria de una mesa sectorial para que «de una vez por todas» se les dé «el derecho que tenemos».

De la misma forma, se pide la negociación de la reducción de las horas lectivas como en otras comunidades como Andalucía y Extremadura, donde «sí están disfrutando este curso de una bajada de las horas lectivas», por lo que desde CSIF se entendió que la «excusa» de la derogación de los reales decretos nacionales de recortes no es válida. «Nos parece una excusa de mal estudiante» y estimaron que el consejero «no apuesta por los docentes de la enseñanza pública».

Aunque Madruga reconoció las palabras del consejero en las que presume de los resultados educativos, estimó que para reconocer la labor que desarrollan los docentes sería necesario «pagarles más y reconocer esa bajada de horas lectivas» porque «no puede ser que en un cuerpo nacional tengamos las diferencias que tenemos con otras comunidades», añadió.

Sin embargo, desde CSIF Castilla y León fueron «más allá» y denunciaron que la apuesta de la Junta por la educación «no es tal» porque los presupuestos «no se incrementan debidamente» y la «excusa» de que no hay dinero «la arrastramos desde hace cuatro años». Ante esta situación lamentaron que el curso de este año se ha comenzado «igual que septiembre de 2017» algo que «no es de recibo», lo que evidencia la «falta de voluntad negociadora», concluyó Madruga.

A la jornada celebrada este jueves en Valladolid asistió el presidente nacional de CSIF, Miguel Borra, quien denunció que la Junta esté «hurtando» la negociación de los empleados públicos de sus foros y lo esté llevando al Diálogo Social donde «solo están los sindicatos de clase» y donde «parece que tienen mayor audiencia».

Por ello, Borra instó a los ciudadanos a preguntarse «por qué el primer sindicato de empleados públicos de Castilla y León´» no ha suscrito el último acuerdo como han hecho los dos sindicatos de clase. «Habría que ver qué tipo de ayudas reciben en otros foros» y por qué motivo la Junta «hurta» la negociación de los empleados públicos de Castilla y León y lo lleva la Diálogo Social donde «los empleados públicos no nos sentimos representados», añadió.

Por último, y sobre los casos de acoso conocidos recientemente, el presidente del sector nacional de educación en el sindicato, Mario Gutiérrez, consideró que la educación en España tiene «momentos muy urgentes que tratar», algo que lamentó que no hiciera el Gobierno anterior ni lo esté haciendo el Gobierno actual. Las «urgencias» son «cada vez mayores» y los casos de acoso que se están registrando deberían ser abordados «de una manera general en la negociación», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos