Courel pide a Morán que el Consejo gestione los Planes Provinciales y tener 'voto' en el Consorcio de Turismo

Gerardo Álvarez Courel, presidente del Consejo Comarcal del Bierzo. / Inés Santos

El presidente del Consejo del Bierzo resalta la necesidad de «remar en la misma dirección» para garantizar un futuro a la comarca y una gestión unificada del paraje de las Médulas después de «20 años mirando cada uno por lo suyo»

Rubén Fariñas
RUBÉN FARIÑASPonferrada

Su despacho no ha cambiado. Como tampoco lo ha hecho la sede de la institución. Su carácter afable tampoco, y con él no van los protocolos, se siente más cómodo sin chaqueta y sin corbata.

El presidente del Consejo Comarcal del Bierzo, Gerardo Álvarez Courel, ha recibido al equipo de leonoticias en su despacho, desde donde ha desgranado la salud de una institución que ha ganado en visibilidad y que reclama más competencias para dar un futuro a esta zona de la provincia.

Aseguró hace unos años, que los bercianos confundían al Consejo Regulador de los vinos del Bierzo con el Consejo Comarcal. ¿Ha conseguido que conozcan los bercianos qué es el Consejo Comarcal?

Yo creo que sí. Ha sido una de las grandes labores de estos años porque hemos dado una importancia mediática al Consejo, de conocimiento para la gente de la comarca, para que no confundan el Consejo Comarcal con el regulador. Se confunde más fuera de las fronteras del Bierzo que en El Bierzo, y esa es una buena labor de dar a conocer esta labor

Un reto que sí se ha quedado en el aire es la nueva sede del Consejo, ¿se va a conseguir?

Es uno de los asuntos pendientes de la Junta de Castilla y León. En el convenio que queríamos firmar venía incluido y fue una de las 'peleas' con la Junta. Le pedíamos un acuerdo con Ponferrada para ceder un terreno para la sede y una cantidad de 150.000 euros para el proyecto de ejecución de la sede. Hubo tira y afloja y quedó sin firmar. Esperemos que el nuevo gobierno sea más sensible. Pero el objetivo es ese, porque salvo la planta noble, en el resto, los trabajadores no tienen entorno adecuado de trabajo y la atención a la ciudadanía no es la adecuada.

«Queremos voz y voto, ser arte y parte, en asuntos que atañen al Bierzo, como el Consorcio de Turismo»

«Queremos voz y voto, ser arte y parte, en asuntos que atañen al Bierzo, como el Consorcio de Turismo» GERARDO ÁLVAREZ COUREL

Entrando en materia política, mucho tiempo después el Consejo y la Diputación tendrán un mismo color político. ¿Cómo ve esta circunstancia?

Con las expectativas de poder colaborar más aún con la Diputación Provincial. En estos 4 años hemos tenido pocos desacuerdo, pero sí alguno con el sistema que se uso para financiar el plan de pequeñas obras de juntas vecinales y esperemos que de cara a nuevas anualidades no se vaya a producir. Aquí, hasta 2016, el Consejo Comarcal, como competencia delegada, se le transfería el 80% y en función de justificación el 20% restante y hubo problemas en fiscalización previa en un ente que no tiene sentido por ser competencia delegada. Más allá de eso, la colaboración ha sido buena, con el Banco de Tierras la subvención ha pasado de 80.000 a 90.000 euros y pretendemos que siga en esa linea. Y todo lo que podamos ampliar la colaboración vamos a estar ahí para poder ampliar el marco competencial, y desde la ventaja del color político y afinidad personal, por otro lado, entre Eduardo Morán y yo.

Además, Eduardo Morán es el primer berciano de la democracia que preside la Diputación de León, ¿cómo es su relación y qué espera de él?

Mi relación personal es muy buena. Hemos colaborado estrechamente en estos años y meses desde que adquiere responsabilidades en el partido, con comunicación total. Eso ahora se traslada a una relación institucional entre Diputación y Consejo, que estamos condenados a entendernos, y espero que sea muy fructífera.

«Las Médulas tienen que ser un recurso apetecible y que sus habitantes no se echen las manos a la cabeza cada fin de semana»

«Las Médulas tienen que ser un recurso apetecible y que sus habitantes no se echen las manos a la cabeza cada fin de semana» gerardo álvarez courel

La financiación y delegación de competencias del Consejo sigue siendo caballo de batalla. ¿En qué momento está? ¿Qué reclama? ¿Qué exige o necesita?

En la Ley de la Comarca, de 2010, viene que la Diputación Provincial el convenio que tiene con el Consejo está tipificado: la parte que corresponde del Servicio de Asistencia a Municipios y los

Planes Provinciales de obras. Ahí se desgranó en pequeñas obras para juntas vecinales y nos gustaría llegar a gestionar el Plan Provincial de obras de la Diputación en la comarca del Bierzo. Trataremos de convencerle de que es bueno para la comarca y para el Consejo, aunque no ha sido una competencia reclamada con ahínco, pero estará encima de la mesa ampliarlo. Y otras acciones desde el Banco de Tierras porque el sector agroalimentario tiene que potenciarse. También pedimos que en el Consorcio de Turismo, donde somos invitados con voz pero sin voto, nos gustaría, a través del Patronato de la Comarca, tener voz y voto en ese órgano.

¿Se podría hablar de una fusión de ambas promociones turísticas?

Lo que sí creo que la colaboración es importante. En estos 4 años hemos colaborado a nivel turístico en todo lo que se nos ha pedido y a Intur vamos con la Diputación. Pero tiene que haber lealtad clara institucional. Queremos formar parte con todos los derechos y deberes, no fusionarnos, donde se toman decisiones que afectan a la provincia y que no solo sea el Consorcio sin contar con el voto del Consejo. En lo que afecte a la comarca, el Consejo tiene que formar parte con voz y voto. Que los asuntos que atañen al Bierzo, El Bierzo tenga voz y voto, sea arte y parte.

El referente del turismo en la comarca son Las Médulas. ¿Se trabaja en alguna línea en este paraje?

Desde el Consejo pedimos que haya gestión unificada del paraje. Llevamos más de 20 años que cada uno va por su lado y mira por lo suyo. Carucedo, El Puente, Borrenes, el Consejo y gente en su paraje que busca sus intereses. También la Junta, que tiene el control y tutela de lo que sucede y una infraestructura como la Casa del Parque. Luego el Instituto de Estudios Bercianos, con el Aula Arqueológica. Luego una empresa privada, la Galería de Orellán. Ese 'maremagnum' hace que no haya un control especifico. Desde la junta rectora y asesora del paraje se tenía que coordinar y decidir el modelo de gestión unificada del paraje: pública, privada o mixta. Planteamos eso, que se utilice un modelo de gestión unificada que había expuesto el gerente y en base a ese modelo se pudiera organizar una gestión unificada y que fuera aprobada por todos. La unidad de todos los que tenemos arte y parte para decidir es la base para que en las Médulas se empiece a mirar hacia adelante. Hay masificación en determinadas épocas del año que es necesario controlar porque esa masificación tiene repercusión en los habitantes del paisaje. Los que viven del turismo son un 5%, el resto lo sufren y esa masificación tiene que estar controlada de alguna manera. Tiene que ser un recurso apetecible y visitable pero que la gente que vive allí no se eche las manos a la cabeza cada fin de semana.

«Si todos remamos en la misma dirección, estoy convencido de que juntos sacaremos al Bierzo adelante»

«Si todos remamos en la misma dirección, estoy convencido de que juntos sacaremos al Bierzo adelante» gerardo álvarez courel

Las competencias en materia de drogodependencia o atención a menores son un asunto que abandera el Consejo Comarcal

Son cosas totalmente desconocidas para la sociedad berciana. Hemos tratado en estos cuatro años de publicitar estos servicios que solo conoce quien los usa. En menores tenemos menores infractores y familias desestructuradas y protección a la infancia. Unido a drogodependencia que somos el único centro de la comarca que se dedica a eso. Todo eso es lo gran desconocido que tiene el Consejo Comarcal y piensan que lo hace otra administración. Y lo hacemos espectacularmente, sin ruido, no hay noticias desagradables en ese aspecto, cuando tratas con drogodependencias, está todo controlado con labor espectacular.

Y el Banco de Tierras es el proyecto estrella

Goza de muy buena salud y lo que es verdad es que nos preocupamos de la promoción para que no se olviden que existe un servicio que permite que los propietarios de terreno sigan siéndolo pero que se los cultiven otras personas. La labor es muy buena, tenemos proyectos complementarios pero se necesita apoyo de las instituciones. No solo Diputación, que se ha portado estupendamente para que sea una de las joyas de la corona. Tiene que hacerlo la Junta de Castilla y León; no era yo presidente cuando se solicitó que el fondo de tierras disponibles en El Bierzo de las concentraciones parcelarias se pudieran gestionar a través del Consejo, y dando información a quien quiera arrendar o dar uso de esos terrenos. Si tienes la herramienta para organizarlos y la autorización para usarlos tienes un añadido mayor para que la gente se pueda incorporar al Banco, sobretodo los que lo necesitan y ahora hay posibilidades, que puede haber mucho futuro para el bierzo. Para eso necesitamos más recursos económicos y para eso Milagros Marcos fue muy poco receptiva; espero que en la nueva Consejería se tenga mayor sensibilidad.

Le ha ido muy bien al PSOE en El Bierzo y ha logrado la mayoría absoluta en el Consejo Comarcal, ¿seguirá con el diálogo con el resto o usará más mano de hierro?

No. Ya lo dije el 11 de julio, en el Consejo tenemos habas contadas, las competencias y dineros son los que son y necesitamos el consenso de todos para ampliar competencias y estar todos unidos. No puedo obviar que hubo acuerdo con Coalición por el Bierzo y el vicepresidente fue Iván Alonso, ¿y ahora me voy a olvidar? Eso es inviable. Queremos seguir teniendo diálogo, más allá de tener posturas diferentes, trataremos de llegar a acuerdos. Tenemos dos órganos que van a continuar, la Mesa de la Energía, por el futuro del Bierzo; y la de los Servicios Ferroviarios, que tenemos que estar todos a una. El Bierzo son 130.000 habitantes pero una comarca pequeña y si no reivindicamos unidos está claro que se nos va a oír muy poco.

«Claro que hay vida después de la minería. Pero desde las administraciones tenemos que levantar el dedo y decir que estamos aquí»

«Claro que hay vida después de la minería. Pero desde las administraciones tenemos que levantar el dedo y decir que estamos aquí» gerardo álvarez courel

¿Cómo se saca al Bierzo de la crisis eterna que padece? O, ¿a que se puede agarrar?

A la unidad de acción. Si todos remamos en la misma dirección, estoy convencido de que juntos podemos sacar esta tierra adelante, pero no es chascar los dedos. Hay que ir poco a poco, apostar por sector turístico y agroalimentario para potenciarlo.

¿Hay vida después de la minería?

Por supuesto que hay vida. Endesa me consta que, a través de la ULE, busca para Compostilla proyectos compatibles con las instalaciones y estÁ claro que nosotros, desde las administraciones, tenemos que levantar el dedo para decir que estamos aquí, que no se olviden, y que la transición sea justa con las cuencas mineras y trabajar codo con codo para conseguir que haya gente interesada en la comarca. Necesitamos comunicaciones adecuadas como la A-76 hacia Orense y suavizar el sacacorchos del Manzanal y que el trayecto de viajeros y mercancías en vez de 1 hora y 50 minutos a León sea a la mitad porque eso hará competitivo el viaje en Alvia de Ponfe a Madrid y sino nos quedaremos en la cola.

Si no se desarrollan lo antes posible, ¿sera El Bierzo la 'España vaciada'?

Por supuesto, la provincia ha perdido bastantes habitantes. Eso se hace por políticas no adecuadas desde el Gobierno de España y desde la Junta de Castilla y León. Pedimos ahora a ambas que como son de distinto signo se dejen de pelear y trabajen para que El Bierzo y León no se conviertan en una parte de la España vaciada. Queremos que El Bierzo tenga población, no necesitamos 200.000 habitantes, que los absorbería, necesitamos que la gente no se vaya, que la gente se pueda ir a estudiar una carrera que no haya en El Bierzo o León y vuelvan a la comarca para desarrollar actividad y volver a su tierra y eso no está pasando. Se va y no vuelven y ahí tienen que entrar políticas conjuntas desde quienes tienen el dinero y apoyados por los que no queremos entrar en la España vaciada; con eso se puede salir adelante.

¿Qué le gustaría que fuera El Bierzo?

Lo primero, a nivel de comarca, me gustaría que nos hubiéramos recuperado de esa crisis que en 2010 nos empezó a dar y nos golpeó fuerte y que recuperar niveles económicos y de población.

A nivel de institución, que estuviéramos hablando desde una nueva sede o proyecto de nueva sede.

Y hablando de competencias, me gustarí tener un marco más amplio y una seguridad económica que ahora tenemos pero, como decimos por aquí, de aquella manera.