La investigación descubre las gestiones del alcalde de Astorga para favorecer a los medios de comunicación afines

El alcalde de Astorga, en el momento de ser trasladado en un vehículo policial./Peio García
El alcalde de Astorga, en el momento de ser trasladado en un vehículo policial. / Peio García

El Ayuntamiento de Astorga concedía aportaciones de 20.000 euros anuales a los medios de Alejandro García Nistal alegando que lo hacía por orden del PP provincial y autonómico

J.C. | J.L.B. | N.B.León | Astorga

La 'trama Enredadera' no solo está sirviendo para desvelar el modo de actuar de los principales investigados en la misma ante la clase política sino también el uso de los medios de comunicación como elemento de presión y como objetos a controlar y utilizar.

José Luis Ulibarri, eje sobre el que gira toda la trama, mantenía un 'modus operandi' escenificado de forma meridiana a lo largo de toda la investigación: quien se sometía a sus pretensiones era objeto de una política mediática favorable y quien se oponía a las mismas simplemente era castigado.

Para ello el empresario tan sólo tenía que trasladar a los directores de sus medios cómo deberían actuar y éstos materializaban esa orden sin escrúpulos.

Esa vertiente mediática, sin embargo, no es la única que aparece reflejada en el marco de la 'operación Enredadera'. Uno de los ejemplos más visibles de otras derivadas en lo que se refiere a medios de comunicación se concentra en la localidad de Astorga.

UDEF

Allí su alcalde, hoy fuera del PP tras solicitar la baja voluntaria, ejemplifica cómo se realizaban las adjudicaciones de publicidad a los medios locales y provinciales. Desde luego las mismas nada tenían que ver con audiencia o fórmulas objetivas sino que simplemente se concedían de modo arbitrario para comprar voluntades o nadar adeptos.

En ese marco destaca sobremanera las reuniones y adjudicaciones económicas al empresario Alejandro García Nistal, editor de un diario digital en Astorga (Astorga Digital) y colaborador habitual del diario ABC.

Las conversaciones captadas por la UDEF desvelan cómo el Ayuntamiento de Astorga elevaba las aportaciones de García Nistal con cantidades que multiplicaban por cien las aportadas al resto de la prensa, en algunos casos con audiencias muy por encima del citado diario.

Plan de Emergencia para obtener más ingresos

La clave, según las escuchas, se encontraría en las estrechas vinculaciones del empresario al Partido Popular. En las escuchas se llega a advertir que en una ocasión Pablo Peyuca llega a plantear la necesidad de reducir esas aportaciones, extremo al que se niega el alcalde de Astorga, Arsenio García Fuertes, ya que según advierte es el PP provincial y autonómico quien le ordena realizar esos pagos (el Partido Popular ha negado tal extremo tras examinar el sumario).

La investigación también apunta a las reuniones del empresario de medios locales con el alcalde y Ángel Luis García 'El Patatero' para establecer estrategias, la puesta en marcha de nuevas iniciativas (como realizar un plan de emergencia de comunicación municipal) para incrementar los pagos desde el Consistorio e incluso alianzas editoriales con El Faro Astorgano aprovechando la condición de consejero de 'El Patatero'.

Los citados lo niegan

Por su parte los citados en el sumario niegan que existiera pagos no regulares a determinados medios en la prensa local.

Alejandro García Nistal, editor de Astorga digital, ha defendido este martes que los pagos de publicidad y la prestación de servicios de comunicación a dos de sus empresas fueron completamente legales.

En ese sentido ha negado además que estos pagos se realizaran después de que el PP ordenara mantener ayudas por valor de 20.000 euros a sus medios, como así asegura el alcalde de Astorga en el sumario.