Los exseminaristas pedirán al Papa Francisco la excomunión de Ramos Gordón y reclaman «una condena real»

Los concentrados mostraron pancartas de denuncia. / Inés Santos

Concentrados ante el Obispado de Astorga, las víctimas denuncian que la Iglesia «sigue mirando para otro lado» en los casos de pederastia en la provincia

NACHO BARRIO Astorga

Que la mañana se levantaba fría en Astorga no tiene nada de particular. Como se suele decir, es lo que toca en diciembre. Es sábado, el primer día del mes, y hasta aquí nada es noticia. Pero llama la atención que esa frialdad de la mañana se contagiara en las casas de la capital maragata, impidiendo el apoyo a una causa que sigue siendo una vergüenza a nivel nacional pero que parece no afectar ni en la ciudad ni en los municipios afectados. Será cosa del tiempo. Del atmosférico y del otro.

Un grupo de exseminaristas se ha concentrado este sábado ante el Obispado de Astorga para levantar una vez más la voz contra la «impunidad» que consideran que existieron en relación a los casos de pederastia protagonizados por el sacerdote Ramos Gordón.

Con la lectura de un comunicado, los convocados denunciaron que el obispo de Astorga «se comprometió a escuchar nuestros testimonios para tenerlos en cuenta en la causa abierta contra Ramos Gordón, pero ni se han escuchado ni se ha reparado a las víctimas».

En este mismo acto, criticaron el nombramiento del obispo de Astorga como presidente de la Comisión Contra Los Abusos Sexuales en la Iglesia, asegurando que «nuestro temor es que sea para tapar estos casos».

De esta forma, pidieron «una condena real» para Ramos Gordón. «No nos valen unas vacaciones en un monasterio ni un año de ejercicios espirituales, tampoco una jubilación, aunque dijeron que era como matarlo en vida... lo que hay que escuchar».

La voz de las vícitmas

Tras el acto, Tomás García, una de las víctimas, recordó que pedirán al Papa Francisco la excomunión de Ramos Gordón, reclamando a su vez «que se condene a encubridores y complices que no denunciaron». Tolerancia cero con la pederastia.

Tomás García también incidió en que «se tiene que hacer una investigación exhaustiva» de lo sucedido tanto en el Seminario de La Bañeza como en el Puebla de Sanabria, para cumplir así con lo acordado en la reunión que mantuvieron con Juan Antonio Menénez y el vicario judicial, Julián Alonso, «tras lo que seguimos estando como estábamos».

Según apuntó García, «a ellos les ha interesado diluir todo este asunto», porque «no se ha hecho nada por investigar lo sucedido», ya que «no tienen ningún tipo de interés en seguir haciéndolo». Por ello, consideró que la Comisión antipederastia creada por el Vaticano es «una falta de respeto», porque «Juan Antonio Menéndez ha demostrado que ha intentado tapar lo sucedido».

 

Fotos