Arsenio García, alcalde de Astorga: «Nadie me ha pedido el acta»

Arsenio García, alcalde de Astorga. /Campillo
Arsenio García, alcalde de Astorga. / Campillo

El expopular asegura que ofrecerá una explicación pública sobre su detención el próximo viernes y que en su decisión pesará «Astorga y sus vecinos»

A. CUBILLAS

La corrupción mueve el tablero político de León. Y lo hace sin distinción de siglas. En el PP y el PSOE se acreciente los temores de perder las Alcaldías de Astorga y Villarejo del Órbigo, respectivamente.

Al frente de ellas, Arsenio García y Joaquín Llamas, ambos en libertad con cargos en el marco de la 'Operación Enredadera' y ambos manteniendo el bastón de ambos en sendos municipios.

Y todo parece indicar que no cambiarán de parecer. Arsenio García, que aseguró que ofrecerá una rueda de prensa el próximo viernes para dar una explicación pública sobre su detención y la de tres concejales del equipo de gobierno, no quiso hacer alusión a la suspensión de militancia, advirtiendo que «nadie me ha pedido el acta». Algo que, en cualquier caso, será cuestión de tiempo.

Sin embargo, García ha preferido no desvelar sus cartas, asegurando que ahora está «en un periodo de reflexión» pero que cualquier decisión que tome lo hará pensando «en Astorga y sus vecinos, que es quiénes nos debemos».

Misma situación la que se vive estos días en Villarejo de Órbigo, donde Joaquín Llamas guarda silencio sobre sus pasos a seguir aunque su último movimiento fue el de reunir a sus compañeros de filas para tomar una decisión.

Pero, hasta la fecha, sólo silencio. Desde la ejecutiva provincial del PSOE desconoce cuáles son sus intenciones reales y cada vez ven con más preocupación el futuro de la Alcaldía de Villarejo de Órbigo, donde gobiernan con seis concejales frente a los cinco del PP y donde difícilmente será posible plantear una moción de censura.

 

Fotos