Operación Enredadera

El alcalde de Astorga y los dos ediles implicados en la Enredadera oficializan en pleno su salida del PP

Arsenio García, alcalde de Astorga, en el pleno extraordinario de este lunes. / I. Santos

A efectos prácticos, la salida de los tres ediles no afectará el funcionamiento del Ayuntamiento, gobernado desde el pasado mes de julio por un tripartito con cinco concejales del PP, tres no adscritos y tres del PAL

A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

Arsenio García, alcalde de Astorga, es desde este lunes oficial concejal no adscrito. Junto a él, Manuel Ortiz y Javier Guzmán, los dos exediles del PP que fueron detenidos en el marco de la Operación Enredadera.

Así se ha hecho efectivo en el pleno extraordinario en el que se notificó la solicitud de baja que la gerente del PP cursó el pasado 4 de julio de 2018, un día después de que se efectuaran las detenciones.

Una formalidad, según remarcó el secretario municipal, que a efectos prácticos no afectará al funcionamiento diario del Ayuntamiento maragato, gobernada hoy por un tripartito formado por tres ediles no adscritos, cinco concejales del PP y los tres del PAL.

Y así lo ratificó Arsenio García, que recordó que entró en política en el año 1999 de la mano de Manuel Ortiz y como concejal independiente. Precisamente, continuó, tras 19 años de servicio a la ciudad, acabará el actual mandado como concejal no adscrito tras la solicitar junto a sus dos compañeros la baja voluntaria del PP.

«No hay más», concluyó García, durante la celebración del pleno que, por motivos laborales, no contó con la presencia de Javier Guzmán y Manuel Ortiz, hasta la fecha al frente de la potavocía del PP que ahora asume el concejal José Guzmán Fidalgo.

De esta forma y a diferencia de lo ocurrido en ayuntamientos como San Andrés y Villaquilambre, donde sus alcaldes han sido apartados bien a través de una moción o la dimisión, el apoyo de los cinco concejales del PP, que no rompieron las siglas pero sí la disciplina del partido, ha permitido a Arsenio García mantener la Alcaldía de Astorga.

Suspensón de militacia

El Partido Popular suspendía de militancia a Arsenio García, y a los concejales de Urbanismo, Manuel Ortiz, y al de Deportes, Javier Guzmán, después de ser detenidos y puestos en libertad con cargos en el marco de la Operación Enredadera.

Su baja en el partido llega después de que se optara por la apertura de un expediente disciplinario que conllevaría de inmediato la suspensión de militancia del partido tras su implicación en la 'Operación Enredadera' mediante una pieza abierta en el Juzgado de Instrucción número 2 de Astorga.

El procedimiento ordinario de expulsión abierto en las filas populares propició que los propios interesados optaran, tras abandonar el Juzgad, por trasladar al PP una solicitud voluntaria de baja en la militancia, según han confirmado a leonoticias fuentes populares.

El pasado 17 de julio y arropado por el equipo de gobierno, Arsenio García ofrecía una rueda de prensa para anunciar su firme decisión de mantener el bastón de alcalde con el apoyo de los concejales del PP.

A su lado, al igual que este lunes, los tres concejales del PAL, con los que el PP gobernaba en coalición y que han pasado a formar parte del tripartito para garantizar la continuidad del actual equipo de gobierno, que se presentaba sin fisuras internas con el objetivo de garantizar la gobernabilidad del Ayuntamiento.

En todo momento, Arsenio García ha reiterado tener la conciencia «muy tranquila» y la confianza puesta en la Justicia. Aún no desvela su futuro político aunque siempre –y así lo ratificó este lunes en la sesión plenaria- ha mantenido firme su intención de agotar la legislatura, eso sí, advirtiendo de que el mayor daño «que nos podían haber hecho ya está hecho», aseguraba una semana atrás a leonoticias.

 

Fotos