Medio centenar de mujeres participan en Villaquilambre en el curso de Autoprotección y Defensa Personal

Medio centenar de mujeres participan en Villaquilambre en el curso de Autoprotección y Defensa Personal

Este viernes comienza en Villaquilambre el primer curso de Autoprotección y Defensa Personal para la Mujer desarrollado dentro del Proyecto Violeta, denominación municipal de las acciones desarrolladas dentro del Pacto de estado contra la violencia de género

Leonoticias
LEONOTICIAS León

Medio centenar de mujeres participan en el curso de Autoprotección y Defensa Personal. Bajo el título 'Desarrollo del potencial de la mujer a través de la defensa personal y artes marciales' este curso de autodefensa pretende potenciar, a través del Silat, técnicas efectivas de codo y rodilla además de manipulaciones anti lucha.

Se divide en dos partes, una teórica y otra práctica en la que, por ejemplo, se adiestrará a las asistentes en el uso de elementos cotidianos como pañuelos, fulares o bufandas, bolsas, o bolsos, bolígrafos o llaves como elementos fundamentales para su defensa.

El curso de autoprotección y defensa personal, al que acudirán medio centenar de mujeres, tiene una duración de 10 horas y se desarrollará en 2 turnos en el Gimnasio de la Casa de Cultura de Navatejera

Técnicas del Silat

Las tecnicas del Penjtjak silat, son tan variadas que es el complemento ideal para las personas que quieren ser más versátiles. Podríamos decir que cada arte marcial principal tiene una parte en Silat, y silat es tener casi todas las artes marciales principales en una.

El componente técnico tiene una gran amplitud desde las técnicas desde las más básicas e intuitivas, a las técnicas más complejas que utilizan los micromovimientos, sincronización y timing correcto.

Utilizando técnicas de golpeo, manipulación, mano armada, antilucha, técnicas de suelo, etcétera.

Con el empleo de toda parte del cuerpo útil, para aplicarlas correctamente. La diferencia que se hace entre el arte marcial y la aplicación a defensa personal, es que en el primero buscamos la excelencia y en el segundo solventar una situación crítica.

Para ello la adaptación a la defensa personal (bela diri), se basa en los movimientos más potentes del cuerpo a la par que sencillos e intuitivos para cualquier persona, pero haciendo incapie en la correcta aplicación de puños, codos, rodillas, pies, elementos cotidianos como boligrafos, llaves, bolsas, pañuelos etc

El concepto de desarrollo de máxima potencia y efectividad, con un consumo mínimo de energía.