Silván ve en la sentencia de Feve la «crónica de una realidad anunciada que algunos no querían ver»

Dos vagones de Feve. / Noelia Brandón

El alcalde leonés manifiesta que la sentencia «es tremendamente ilustrativa»

N. BARRIO León

Se esperaba su reacción sobre la sentencia de la Audiencia Nacional a cuenta del servicio tranviario de Feve y ésta no se iba a hacer esperar. «Lo que hemos conocido estos días con la sentencia de Feve es la crónica de una realidad anunciada que algunos no querían ver desde 2010», apuntaba el alcalde de León, Antonio Silván.

A renglón seguido dejó constancia de que «ahora se da respuesta a la integración en cuanto a la prestación del servicio, pero no en lo que se refiere a la obra, que está en su fase inicial. No va a haber obstáculos en ese sentido. Es un tema de ciudad en el que se han cumplido los trámites».

Sobre la prestación del servicio, Silván lamentó que «la sentencia demuestra el por qué esta situación de impás en la prestación del servicio de Feve en el tramo de la ciudad, la sentencia es tremendamente ilustrativa».

Por último, Antonio Silván ha señalado que se ha dirigido ya a todos los ministerios que corresponden y al presidente del Gobierno «para felicitarles y ofrecerles la colaboración institucional del Ayuntamiento de León».

Contenido Patrocinado

Fotos